¡Exigimos investigación y protección!

Video | 30 noviembre, 2011

Greenpeace recibió el pasado viernes 25 de noviembre un artefacto explosivo de fabricación casera, enviado a través del Servicio Postal Mexicano (Sepomex), de donde Greenpeace recibe correo normalmente, y venía dirigido a un coordinador de campaña de la organización. El remitente que aparecía en el sobre era Juan José Suárez Coppel, director general de Pemex. Al notar que el paquete contenía polvo negro, cables y algún tipo de dispositivo, el envío fue dejado en el patio de la oficina de la organización y se procedió a llamar a las autoridades. Greenpeace exige resultados de las investigaciones iniciadas, que se informe a la ciudadanía sobre los nuevos escenarios que estamos viviendo y que se tomen con seriedad que ameritan. Además que el Estado cumpla con su función de proteger y garantizar la vida de los ciudadanos, de los defensores de los derechos a un medio ambiente sano y de las organizaciones de la sociedad civil.