La flota ballenera japonesa, bajo la mira de Greenpeace

Japón pretende matar más de mil ballenas este año

Noticia - 20 noviembre, 2007
La flota ballenera japonesa salió del puerto de Shimonoseki para realizar la mayor cacería desde que entró en vigor la moratoria a la caza comercial hace veinte años. El barco “Esperanza” de Greenpeace se encuentra actualmente justo fuera de aguas territoriales japonesas y escoltará a la flota ballenera durante su trayectoria hacia la Antártica.

La flota ballenera japonesa zarpó del puerto de Shimonoseki, Japón, hacia la Antártica, lugar donde planea cazar más de 1000 ballenas esta temporada, incluyendo 2 especies amenazadas.

Esta temporada, Japón pretende matar más de mil ballenas, incluyendo a 50 ballenas de aleta en peligro de extinción, y por primera vez 50 ballenas jorobadas catalogadas como amenazadas. La Comisión Ballenera Internacional ha hecho un llamado a detener el programa japonés para cazar de ballenas en el Océano Austral.

“El programa 'científico' japonés de la caza de ballenas es una farsa y es causa de la tensión diplomática entre Japón y los países que apoyan la conservación de las ballenas, como los Estados Unidos. La caza de ballenas no tiene lugar en la Antártica, es un lugar de paz e investigación científica” enfatizó Karli Thomas, coordinadora de la campaña anticaza de ballenas de Greenpeace, a bordo del barco “Esperanza”.

“La flota ballenera japonesa debe volver a puerto. Si no lo hace Greenpeace intentará por todos los medios, a través de la acción directa no violenta, evitar la caza”, remarcó Thomas.

La cacería anual de ballenas en el océano austral realizada por Japón esta amparada por la justificación de caza con fines científicos, y ha sido condenada internacionalmente.

“Los balleneros japoneses engañan a sus connacionales al pintar la palabra 'research' (investigación) en un costado de sus embarcaciones; los científicos reales no necesitan matar ballenas para estudiarlas. Esto es una caza comercial pobremente disfrazada de ciencia” dijo Junichi Sato de Greenpeace Japón.

Una encuesta de opinión llevada a cabo en Japón por el Centro de Investigaciones Japonesas en junio del 2006 demostró que el 95 por ciento de los japoneses casi nunca o nunca han comido carne de ballena y que más de dos tercios de los japoneses no apoyan la caza de ballenas en aguas internacionales. Japón tiene casi 4 mil toneladas de carne de ballena proveniente de su programa 'científico' almacenada, sin ser comida, vendida ni requerida.

Greenpeace está apoyando el estudio del comportamiento de estas ballenas para demostrarle a los cazadores japoneses que no es necesario matarlas para efectuar cualquier investigación científica, como ellos argumentan. La información proveniente de marcas satelitales, la toma de biopsias de piel y la foto identificación de las aletas ya han proporcionado información valiosa acerca de los patrones de migración y amenazas de las poblaciones de ballenas jorobadas, sin el disparo de ningún arpón. Greenpeace mostrará la localización de la flota ballenera mientras es seguida hacia el sur por el “Esperanza”, en el mismo mapa que se rastrea la migración de las ballenas jorobadas de Nueva Caledonia y las Islas Cook, donde son sus sitios de reproducción.

La importancia de las ballenas para México

Algunas ballenas jorobadas valen más en millones de dólares, derivados de una industria de observación de ballenas. México es un país que sabe sacar este provecho a las ballenas grises en la costa occidental de la península de Baja California y a las ballenas jorobadas en Bahía de Banderas, ya que año con año se realiza esta actividad.

“Este invierno, mientras los japoneses cazan ballenas jorobadas en el Océano Austral, miles de turistas observarán el arribo de estos mamíferos a aguas de México. No queremos que las próximas ballenas cazadas sean las que podrían llegar a nuestro país, por ello exhortamos al gobierno de México a demostrar su pro actividad como nación que defiende la conservación de ballenas, ante la comunidad internacional”, dijo Alejandro Olivera, coordinador de la campaña de océanos de Greenpeace.


Sigue el rastro de las ballenas aquí

Actuar

Hay varias formas en que puedes participar con Greenpeace, colabora con nosotros.

Donar

Nuestras campañas existen gracias a personas como tú, que nos apoyan con un pequeño donativo mensual. Únete, hazte Socio Greenpeace.