No a incineradora de basura en Guanajuato

Noticia - 23 agosto, 2008
La instalación de una planta incineradora en Celaya, Guanajuato, violaría el Tratado de Estocolmo que firmó México para disminuir y eliminar emisiones de 12 sustancias tóxicas que provocan cáncer o malformaciones genéticas, desprendidas de la quema de basura

Septiembre de 2002. Por ser una tecnología que aumenta la propensión al cáncer, ocasiona desórdenes hormonales, disminución de la fertilidad, abortos, daños al hígado, riñones, pulmones, tiroides y sistema nervioso central, cloracné, transtornos cognitivos, del aprendizaje y anomalías congénitas, cerca de 7 mil ciudadanos y ciudadanas demandaron a los senadores prohibir la incineración de residuos peligrosos, pues genera compuestos aún más contaminantes que los que pretende eliminar.

La instalación de una planta incineradora en Celaya, Guanajuato, violaría el Tratado de Estocolmo que firmaron México y otros países con la Organización de las Naciones Unidas, para pactar el compromiso de disminuir, hasta eliminar, las emisiones de 12 sustancias altamente tóxicas, entre ellas las dioxinas y furanos.

Así lo manifestaron el 20 de agosto pasado, integrantes de Greenpeace, de la Alianza Global de Alternativas a la Incineración, y de la Coalición Anti-Incineración de Argentina (GAIA), al alcalde de Celaya, Guanajuato, Gerardo Hernández e integrantes del ayuntamiento, para convencerlos de que la incineración de basura es peligrosa y no representa una solución eficaz. Esto, ante la intención del municipio de instalar una planta de incineración de residuos en esa entidad.

"Hay que tener en cuenta que una de las principales fuentes de emisión de dioxinas y furanos son las incineradoras y son sustancias químicas y tóxicas que se acumulan en tejidos grasos y se traspasan de generación en generación, no se disuelven en ninguna forma. Una opción con mayores beneficios ambientales e incluso económicos, por la generación de empleos que supone es la creación de un concepto de Basura cero", explicó Gustavo Ampugnani, director de campañas de Greenpeace.

"En todo el mundo existen ejemplos sobre los efectos negativos que tiene la incineración. Hay una gran cantidad de estudios que demuestran que las emisiones de dioxinas y furanos, que se generan por la incineración de basura, provocan que la población cercana desarrolle cáncer o malformaciones genéticas", señaló Cecilia Allen, coordinadora latinoamericana de GAIA.

Las organizaciones no gubernamentales hicieron un llamado para que la autoridades desistan de este proyecto de incineración de basura y que apliquen políticas de Basura Cero (1) en sus municipios, alternativa viable para resolver el problema de los residuos que se generan en las poblaciones urbanas.

1. El concepto de basura cero es un principio que busca cambiar la forma en que los recursos y materiales fluyen en la sociedad. Su objetivo principal es promover la producción limpia y prevenir la generación de residuos. "Basura cero" maximiza el reciclaje, disminuye los desechos, reduce el consumo y garantiza que los productos sean fabricados para ser reutilizados, reparados o reciclados para volver al mercado o la naturaleza", según la red estadounidense GrassRoots Recycling Network.

¡Actúa!

Hay muchas formas en que puedes participar con Greenpeace; únete a nuestra causa y colabora con nosotros

¡Dona!

Nuestras campañas y acciones existen gracias a personas como tú que nos apoyan con un pequeño donativo mensual. Hazte Socio Greenpeace