Políticos y Kumi coinciden sobre clima

Noticia - 14 diciembre, 2010
A unas horas de que concluya su visita a México, el sudafricano Kumi Naidoo, director de Greenpeace Internacional, se reunió con los políticos mexicanos Marcelo Ebrard, Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador, para hablar sobre los resultados de la COP 16 en Cancún y el tema ambiental en general. Los encuentros se realizaron entre el lunes por la mañana y la tarde de este martes.

Greenpeace / Diego Omar Uriarte Quezada

Kumi Naidoo, director ejecutivo de Greenpeace Internacional.

Kumi Naidoo señaló que los tres políticos coincidieron en que los resultados de la COP 16 no salvaron el clima del planeta y en que es necesario trabajar mucho más para evitar el cambio climático catastrófico. Agregó que tanto Ebrard, Calderón como Obrador fueron muy generosos con su tiempo, lo que refleja la importancia del trabajo de Greenpeace en México para los tomadores de decisiones. Igualmente, los tres se mantuvieron abiertos a seguir en contacto.

En el primer encuentro, con Ebrard, Kumi Naidoo subrayó la necesidad de hacer alianzas estratégicas entre parlamentarios, gobiernos locales y sociedad civil, así como la importancia de que las ciudades desempeñen un rol más activo en la lucha contra el cambio climático y en la consecución de un acuerdo justo, ambicioso y legalmente vinculante para enfrentar tal fenómeno. Ebrard también habló sobre la importancia de evitar la siembra de maíz transgénico en México, centro de origen y diversidad de dicho grano.

En el segundo encuentro, el lic. Felipe Calderón expresó su compromiso de apoyar todos los esfuerzos que se den para que la siguiente COP, que se lleva a cabo en Durban Sudáfrica, logre llegar al acuerdo justo, ambicioso y obligatorio necesario para salvar el clima. Planteó asimismo la necesidad de mantener el tema del cambio climático en la agenda internacional y en los medios de comunicación.

Naidoo apreció el interés de Calderón por apoyar al gobierno africano en la próxima COP, y le instó a que se asegure de que México lidere con el ejemplo, invirtiendo en energías limpias y renovables, deteniendo la deforestación a través del manejo forestal comunitario y deteniendo la exploración y explotación de petróleo y gas en aguas profundas.

En el tercer encuentro, Naidoo y López Obrador coincidieron en la importancia de que la defensa del medio ambiente vaya acompañada de justicia social y democracia. López Obrador compartió información sobre sus viajes por la nación, los cuales le permitieron constatar impactos tanto del cambio climático como de la degradación ambiental a lo largo de todo el país. Expresó su especial preocupación por los daños asociados a la industria petrolera, por el maíz transgénico y por la industria minera.

Greenpeace resaltó la importancia de contar con una ley de responsabilidad frente al daño ambiental para que las empresas que contaminan se hagan responsables, la necesidad de dejar el petróleo en el pasado y comenzar a utilizar intensivamente y localmente las energías limpias y la extrema vulnerabilidad del país, especialmente de los más pobres, a los fenómenos climáticos.