No más represión para activistas del clima, demanda Greenpeace

Noticia - 7 enero, 2010
Durante la cumbre del clima que se realizará en México en diciembre de 2010 no debe seguirse el ejemplo de represión contra la sociedad civil, demandó Juan López de Uralde, director de Greenpeace España

Los cuatro activistas liberados ayer en Copenhague dieron una rueda de prensa a bordo del Rainbow Warrior, atracado en el puerto de esa ciudad. Ellos permanecieron 20 días en prisión preventiva tras haber participado en una acción pacífica durante la Cumbre del Clima.

"Pedimos a México que exija a los líderes mundiales que se den cita en esta reunión, una acción contundente contra el cambio climático y que también se deje espacio a los ciudadanos para poder expresarse”, agregó López de Uralde en conferencia de prensa, a bordo del Rainbow Warrior, buque insignia de Greenpeace, atracado en el puerto de esta ciudad, tras ser liberado junto con otros tres activistas de la organización por hacer una protesta pacífica durante la cumbre del clima en Copenhague.

López de Uralde; Nora Christiansen, de Noruega; Christian Schmutz, de Suiza y Joris Thijssen ciudadano holandés coincidieron en que el castigo por hacer una protesta pacífica y desplegar dos pancartas en la recepción oficial de la Reina de Dinamarca a los Jefes de Estado durante la Cumbre del Clima fue desproporcionado y no ameritaba que permanecieran detenidos 20 días en prisión en régimen de aislamiento y sin juicio, hasta el 7 de enero.

“Ha sido un castigo absolutamente desproporcionado. Sabíamos que nos iban a detener pero debería haber una proporción entre el acto cometido y el castigo impuesto. Tiene que haber una proporcionalidad y esto no se debe repetir. En la sociedad democrática tiene que haber espacio de protesta pacífica, si no, entramos en un túnel que nos aleja de la democracia...  El cambio climático sigue ahí, sigue empeorando y no estamos haciendo nada para solucionarlo. Hemos cometido un delito menor para evitar un crimen mayor”, confirmó el director de Greenpeace España.

“El mayor delito que se cometió en Copenhague fue el llevado a cabo por los líderes políticos mundiales al no llegar a un acuerdo ambicioso, justo y legalmente vinculante para luchar contra el cambio climático”, dijo Kumi Naidoo, director ejecutivo de Greenpeace Internacional, quien acompañó a los cuatro activistas en esta rueda de prensa.

Sobre su experiencia después de 20 días detenidos, López de Uralde dijo: “El trato en la cárcel ha sido innecesariamente cruel. No hay motivos para que activistas pacifistas no puedan hacer una llamada a sus familias en navidades, no puedan leer un libro o les priven de todo tipo de comunicación. Greenpeace ha prestado su colaboración en la investigación desde el principio, pero el único interrogatorio que se nos hizo fue después de 20 días en prisión”

La liberación de los cuatro activistas se produjo un día antes de que expirase la vista con el juez, que fue cancelada también en el día de ayer sin argumentar razón. Los cuatro activistas fueron puestos en libertad con cargos (allanamiento de morada, falsificación de documentos y hacerse pasar por autoridad pública con el agravante de la presencia de la reina) por lo que todavía se enfrentarían a un juicio en los tribunales daneses y posibles penas de prisión.

¡Actúa!

Hay muchas formas en que puedes participar con Greenpeace; únete a nuestra causa y colabora con nosotros

Categorías