Laguna Verde ¿cáncer para Veracruz?

Noticia - 31 agosto, 2011
A pesar de que a la fecha no se ha realizado una investigación interdisciplinaria para explicar si hay o no relación entre la radiación ionizante y las enfermedades cancerígenas registradas en los municipios de Vega de Alatorre, Actopan y Emiliano Zapata, cercanos a la central nuclear de Laguna Verde, en Veracruz; el alcalde del municipio de Alto Lucero, Lucio Castillo Bravo ha salido en defensa de la planta y a descartar que exista tal vínculo.

Velada antinuclear realizada en Xalapa, Veracruz, para conmemorar el 25 aniversario de Chernobyl, Abril 2011. Greenpeace / Prometeo Lucero

Cabe señalar que el alcalde afirma que “trabajó 30 años en la planta nuclear” (a pesar de que la planta comenzó a operar en 1989, es decir, hace 22 años); de ahí que funja como defensor de oficio de Laguna Verde. Lo cierto es que las impresiones personales del alcalde no bastan para explicar la incidencia de cánceres en la zona y no resuelven la situación de quienes padecen cáncer estomacal, de pulmón, en glándula mamaria, tiroides e hipotiroidismo.

Es lamentable que el alcalde de Alto Lucero sea un exempleado e incondicional de la central nuclear y que este tema, que es una inquietud válida de la gente, no reciba la atención que merece por esta circunstancia.

Un par de estudios académicos realizados en distintos momentos por investigadores de la UNAM y de la Universidad Autónoma de Campeche, han confirmado la presencia de radionúclidos de Cesio 137 en algunas lagunas: El Llano, a 5 kilómetros de la central, de Catemaco y Tamiahua y en la playa de Villa Rica en Veracruz.

De acuerdo con la Agencia de Substancias Tóxicas y Registro de Enfermedades de Estados Unidos (ASTDR por sus siglas en inglés) es razonable suponer que individuos expuestos en forma aguda a cesio radiactivo podrían desarrollar algún tipo de cáncer. Además, el último reporte sobre riesgos a la salud emitido por The National Academies - que agrupa académicos de la Universidad de California, Berkeley, Ontario, Stanford, Cincinnati, Oregon y de la Agencia Internacional para Investigación en Cáncer de Lyon, Francia, entre otras instituciones- establece que sí existe una relación lineal entre la exposición a bajas dosis de radiación ionizante y el desarrollo de cánceres en humanos.

Debido a la existencia de estos elementos científicos, Greenpeace lanza nuevamente un llamado a las autoridades municipales y estatales de Veracruz para que no descarten la necesidad de hacer estudios científicos rigurosos sobre las enfermedades y la nucleoeléctrica Laguna Verde en vez de lanzar declaraciones que confunden a la opinión pública.

Aún sin noticias del congreso veracruzano

Por otro lado, Greenpeace continúa en espera de la respuesta de la junta de coordinación política del congreso de Veracruz, ante quienes expuso el problema hace algunas semanas. El poder legislativo de Veracruz debe impulsar una investigación académica e imparcial, de preferencia ante una instancia como la UNAM, para analizar si los casos de cáncer son producto de la exposición a radioactividad proveniente de Laguna Verde.

Categorías