Pueblos indígenas del Ártico dicen: No a la extracción de petróleo en la zona

Noticia - 20 agosto, 2012
Usinsk, Rusia.- Una fuerte declaración conjunta oponiéndose a la perforación del Ártico en búsqueda de petróleo cerca de las tierras tradicionales indígenas, fue forjada y firmada hoy en Usinsk como resultado de una conferencia de tres días con los pueblos indígenas rusos del Ártico, organizada por el comité Salva el Pechora, Iz'vatas y Greenpeace.

lunes, 20 de agosto de 2012

Hivshu RE Peary, inuit y antiguo cazador del norte de Groenlandia. Los retratos de los participantes en una conferencia organizada por Greenpeace, en la extracción de petróleo tiene efecto en las vidas y culturas de los pueblos indígenas que viven en la zona. © Greenpeace / Steve Morgan

 

Además de pedir la prohibición de todas las perforaciones de petróleo en el Ártico, la declaratoria demanda el establecimiento de una moratoria sobre la perforación de petróleo en tierras del Ártico, y el reconocimiento del derecho inherente de las comunidades a decidir sobre su propia tierra.

Los representantes indígenas de todo el norte de Rusia - República de Komi, representantes Saami, Nenets y regiones Yamal-Nenets discutieron sobre los impactos que la extracción de petróleo del Ártico está teniendo en sus comunidades: campos locales con grandes derrames de petróleo que se extendían hasta donde alcanzaba la vista; la pérdida de actividades tradicionales; la muerte de pobladores al participar en labores de limpieza de fugas de petróleo y relatos como el de Alice Ukoko de la Delta del Níger, fundadora de Mujeres de África, quien compartió su amarga experiencia con Shell en su comunidad.

Los representantes elaboraron dos declaraciones conjuntas: una para Rusia, y otra internacional, que funcione para otras comunidades indígenas del Ártico, con la esperanza de que ellos también firmarán en oposición a estos proyectos riesgosos que ponen en peligro su tradicional forma de vida.

 

Declaración Conjunta de los Pueblos Indígenas de Solidaridad para la Protección Del Ártico

Nosotros, los Pueblos del Norte tenemos demasiado tiempo experimentando la opresión de nuestras comunidades y la destrucción bárbara de nuestra tierra. Ya es hora de que unamos fuerzas y demandemos a las compañías petroleras y a los Estados del Ártico que cambien su trayectoria y comiencen a escuchar las voces de sus ciudadanos.

Los Pueblos del Norte no se compran con monedas de diez centavos. No nos mantendremos en silencio mientras las compañías petroleras destruyen nuestra tierra natal. Nuestra cultura y la historia no se compra ni se reemplaza con oleoductos y torres de perforación. Nuestra forma de vida define quiénes somos, y vamos a defender y luchar por nuestra naturaleza y medio ambiente. Muchos han sido reducidos a depender de la generosidad de las compañías petroleras. Nuestro derecho y la capacidad para mantenernos no debe ser pisoteada por el hambre de los demás para obtener beneficios. Nuestras tierras deben ser preservadas para las generaciones venideras.

Si nos dividimos, no vamos a ser capaces de resistir la presión para abrir nuestros hogares a la destrucción, pero todos juntos, con voluntad, podemos. Hoy reunimos nuestras fuerzas y nos negamos a seguir inmóviles y en silencio siendo testigos de la destrucción de nuestra tierra.

Estamos juntos en nuestro llamado para:

La prohibición de todas las perforaciones de petróleo en alta mar en el Ártico. No podemos aceptar los riesgos y los efectos de un derrame en nuestras tierras y nuestros mares. Las políticas imprudentes e irresponsables y las prácticas de las compañías petroleras en todas partes, nos han dado pruebas más que suficientes de que los derrames de petróleo en los mares árticos serán inevitables. Al mismo tiempo, no hay métodos efectivos y probados para prevenir o limpiar derrames de petróleo en los mares árticos bajo cero.

Una moratoria sobre la perforación de petróleo en tierras del Ártico. Las compañías petroleras han mostrado en repetidas ocasiones que no tienen respeto por nada más que sus beneficios. Hasta que las compañías petroleras y los gobiernos nacionales puedan demostrar que son dignos de la responsabilidad que exige la custodia, las tierras indígenas estarán cerradas.

• El reconocimiento de nuestro derecho inherente a nuestra propia tierra. Ninguna extracción e industrialización de las tierras indígenas debe llevarse a cabo sin el consentimiento explícito de los pueblos de esa tierra. Además, las comunidades indígenas deben beneficiarse significativamente social, educativa y económicamente de cualquier extracción. El Ártico es nuestro hogar, no está aquí para ser destruido por la industria y para su propio beneficio.

Hacemos un llamado a todos los pueblos indígenas del Ártico a que se unan a nosotros y apoyen esta resolución.

Firman: los representantes de los Pueblos Indígenas del Norte, los participantes de la conferencia internacional “El petróleo del Ártico: Explorando los impactos en las comunidades indígenas”, que tuvo lugar 14 a 16 agosto 2012, en Usinsk, la República de Komi, Rusia, dirigida a todos los indígenas, los pueblos del Ártico, los gobiernos de las naciones del Ártico y de las organizaciones internacionales.