Perforación en Alaska: el camino sin retorno

Noticia - 10 septiembre, 2012
Ayer, la petrolera anunció que comenzó su programa de perforación a 70 millas de la costa noroeste de Alaska. La empresa obtuvo el permiso para excavar sólo en la capa de fondo oceánico situado por encima de las reservas de petróleo.

© Jiri Rezac / Greenpeace

 

Ante la noticia de que el coloso petrolero Shell ha comenzado los preparativos de perforación de un pozo en el Mar de Chukchi, en el Ártico de Alaska, Kumi Naidoo, Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional declaró:

 “El problemático y vergonzoso verano de Shell debería ser una advertencia para los inversores de todo el mundo. Desde errores humanos hasta fuertes tormentas, la compañía ha demostrado su ‘habilidad’ para desafíos únicos como operar en el Ártico, uno de los ambientes más hostiles del mundo. El gasto de $4,5 mil millones de dólares para realizar sólo trabajos preparatorios para un bien individual no es sólo un pobre rendimiento de la inversión, sino supone una grave amenaza para la reputación global de la compañía”.

“No a menudo Greenpeace puede sentarse para ver a una multinacional petrolera socavarse así misma frente al Gobierno Federal de Estados Unidos, frente al público y ante sus propios accionistas. Este proyecto calamitoso sería risible si no fuera tan increíblemente peligroso. Shell no es confiable para operar en el Ártico y no se le debe permitir regresar el próximo año”.

Ayer, la petrolera anunció que comenzó su programa de perforación a 70 millas de la costa noroeste de Alaska. La empresa obtuvo el permiso para excavar sólo en la capa de fondo oceánico situado por encima de las reservas de petróleo. El mar de Chukchi, en el Ártico, es una zona en la que la expedición científica de Greenpeace encontró abundancia de corales milenarios en el fondo del mar, mismos que hoy están en riesgo de desaparecer por las actividades petroleras.

Shell ha ignorado las investigaciones de científicos de todo el mundo, que en repetidas ocasiones han advertido del peligro en que se encuentra el Ártico por los índices de deshielo, tampoco ha tomado en cuenta a millones de personas que se oponen a que esta empresa comience a perforar en la zona.

Shell considera que se coloca a la vanguardia en la fiebre suscitada por el petróleo del Ártico; sin embargo, no considera que un movimiento mundial esta creciendo para evitar que esto suceda y se logre mantener la región helada a salvo de desastres petroleros. Únete a nosotros en www.salvaelartico.org

Categorías