¡Tres victorias al hilo!

2 Comentarios
Noticia - 10 abril, 2013
Esta mañana dos “osos polares” de Greenpeace escalaron con éxito la plataforma de perforación Hércules, de Statoil, en Westcon Shipyard, Noruega, desde donde desplegaron carteles con la leyenda “El Ártico no está en venta”. Esto debido a los planes de la paraestatal para perforar también en esta hermosa región.

© Greenpeace

 

Apenas unas horas después, la petrolera noruega anunció la suspensión de sus planes para perforar este año en la zona norte de la región. Luego, como si se hubieran puesto de acuerdo, la firma energética ConocoPhillips reveló también que cancelaba sus planes de perforación de 2014, en el norte de Alaska, debido a “irregularidades en la normativa” estadounidense.

Se trata de noticias fantásticas para la vida en el Ártico y para este movimiento que sumó casi tres millones de personas que con su firma impulsaron una petición para exigir la prohibición total de las perforaciones y de la pesca industrial en la región.

Los anuncios de Statoil y ConocoPhillips son limitados, sin embargo, también sabemos que cada paso hacia atrás que da la industria nos acerca más a nuestra meta final.

Este no es el único retroceso que experimenta la industria petrolera recientemente. Hace poco más de un mes Shell anunció que, después de un año de tropiezos y fallas en el Ártico, suspendía sus planes de perforación.

En un mes estas tres compañías se han estrellado con el muro de la realidad: no hay condiciones seguras para perforar en la zona y la protección de la vida en la región es prioridad. Esto debe sentar un precedente para que finalmente se apruebe una legislación que proteja al Ártico. 

Dona

Categorías