Shell, ¡Fuera del Ártico!

1 comentario
Noticia - 4 enero, 2013
El pasado 31 de diciembre, la plataforma Kalluk –propiedad de la petrolera Shell- encalló en el Golfo de Alaska, cerca del Refugio Nacional de Vida Silvestre Kodiak, en donde cualquier derrame tendría impactos terribles en la vida silvestre local. El área es hogar de por lo menos dos especies en peligro de extinción, así como focas de puerto, salmón y lobos marinos.

Greenpeace señaló que este incidente retrasaría el Programa de Perforación en el Ártico que Shell tenía programado para 2013 y exigió al gobierno de Estados Unidos que cancele las licencias de perforación en la zona polar.

El Director Adjunto de Campañas, Dan Howells, declaró que “Las empresas petroleras no pueden operar de manera segura en el Ártico, donde los riesgos e impactos de cualquier accidente industrial son demasiado grandes como para soportarlos.”

Empleados de Shell revelaron que el Kulluk ha sufrido daños graves desde que encalló. Los generadores normales y los de emergencia están deteriorados, mientras que el agua de mar ha permeado dentro de la plataforma después de que las olas la  golpearan. Se prevé que las condiciones climáticas continúen deteriorándose durante el fin de semana.

En 2012, Greenpeace lanzó la campaña Salva el Ártico con el objetivo de sumar dos millones de firmas para exigir que esta zona sea declarada santuario para la vida silvestre. Los ciudadanos y ciudadanas mexicanos contribuyeron con 200 mil firmas entre junio y septiembre del año pasado. 

© US Coast Guard / Greenpeace

 

Categorías