Postura de Greenpeace sobre el proyecto Dragon Mart

6 Comentarios
Noticia - 18 febrero, 2013
Greenpeace hace un llamado a las autoridades en sus tres ámbitos de gobierno: Federal, Estatal y Municipal, así como a los inversionistas para que se respete la legislación ambiental

México, D.F.- El proyecto Dragón Mart prevé la construcción de un desarrollo comercial turístico, con viviendas para sus empleados, que incluye 3 mil 40 locales de exhibición, locales comerciales (restaurantes de comida rápida, cafetería, tiendas de conveniencia, etc.), oficinas y servicios diversos (bancos, agencias aduanales y de viajes, transportistas, contadores, abogados, etc.) así como un centro de distribución y bodegas donde se ofrecerían mercancías e insumos principalmente de origen chino, ubicado en la carretera federal Cancún-Chetumal, municipio de Benito Juárez, Quintana Roo -ver pp. 25 y 50 de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) presentada por el promovente al Gobierno de Quintana Roo en julio de 2012-. El predio abarca 561 hectáreas en su totalidad.

Finalmente, con la campaña por la defensa de Cabo Pulmo, Greenpeace sentó un precedente respecto a los criterios que imperan entre las autoridades de Semarnat, encargadas de la aprobación de las Manifestaciones de Impacto Ambiental. Que se prioriza el objetivo económico en relación con los impactos al medio ambiente, a la biodiversidad y a las poblaciones cercanas, que repercuten en daños ambientales, económicos y sociales para las regiones donde estos proyectos se instalan. Este es el mismo criterio que se usa para autorizar la construcción del proyecto Dragon Mart.

Por ello, Greenpeace hace un llamado a las autoridades en sus tres ámbitos de gobierno: Federal, Estatal y Municipal, así como a los inversionistas para que se respete la legislación ambiental, recordando que Quintana Roo ejemplifica el crecimiento permanente y desordenado de las ciudades, sin contar con infraestructura – red eléctrica, vialidades- ni servicios adecuados – abastecimiento de agua potable, drenaje y alcantarillado, descargas y tratamiento de aguas residuales y disposición adecuada de residuos sólidos- que provocarían que se rebase la capacidad de carga del ecosistema, lo que a su vez perjudicaría a las poblaciones aledañas a Puerto Morelos y al municipio de Benito Juárez.

Esperamos que de ninguna forma se impacten los arrecifes coralinos de la región pues son generadores de servicios ambientales únicos e insustituibles: por un lado protegen nuestras costas durante tormentas y huracanes, absorbiendo parte de la fuerza con la que impactan las costas, son vitales para la salud del océano, ayudando a regular la temperatura del planeta, tienen un papel importante en la formación de playas y son refugio y zona de crianza de especies.

 

lunes, 18 de febrero de 2013

© Alejandro Olivera/Cemda

 

Categorías