Se reúnen agricultores en Sinaloa para discutir sobre maíz transgénico

Noticia - 15 marzo, 2013
Con el objetivo de intercambiar información, técnica, científica y social sobre las implicaciones de siembras de organismos genéticamente modificados (OGM), organizaciones campesinas y Greenpeace anunciaron la realización del foro ¿Maíz Transgénico en Sinaloa? Retos y Riesgos, que se realizará el próximo 16 de marzo en la capital del estado.

Este evento es una oportunidad para acercar la información a los agricultores ante las posibles aprobaciones para siembras comerciales de maíz transgénico y la falta de una postura oficial y pública del gobierno sobre el tema.

El foro contará con la presencia de Percy Schmeiser, agricultor canadiense que fue llevado a juicio por Monsanto, acusado de haber “robado sus plantas” –organismos genéticamente modificados (OGM)-. El caso de Schmeiser ilustra la difícil situación a la cual pueden ser sometidos los agricultores de todo el mundo por las transnacionales y sus transgénicos.

Las parcelas de Percy Schemeiser fueron contaminadas por transgénicos de Monsanto, transnacional dueña de más del 90 por ciento del mercado de los OGM a nivel internacional. Tras años de proceso judicial, el agricultor ganó y decidió dar a conocer su historia para concientizar a los agricultores antes de que sean totalmente dependientes de las empresas de transgénicos. 

“Yo nunca tuve un contrato con ellos (Monsanto), lo único que hacía era guardar mi semilla año tras año. Con la entrada de los transgénicos, uno como agricultor está en riesgo de perder su capacidad de continuar con las prácticas tradicionales de siembra y obligarse a pagar por semillas genéticamente modificadas. Lo preocupante es que en el terreno legal entre los derechos de los agricultores y los derechos de las empresas de biotecnología, las leyes se inclinan hacia las empresas”,  comentó Schmeiser.

En el foro también participarán José Antonio Serratos, biotecnólogo e investigador de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México; Aleira Lara, coordinadora de la campaña de Agricultura sustentable y transgénicos de Greenpeace y representantes de la Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas (CODUC A.C); Alianza Ambientalista Sinaloense; Consejo Estatal del Maíz; Centro de Estrategias Globales Aplicadas (Cega) y Movimiento Agrícola Sinaloense (MAS).

Aleira Lara comentó que en el foro se abordarán los impactos económicos que enfrentan los productores que han sembrado transgénicos: cero incremento de la productividad, cero ganancias, costos adicionales por contaminación de cultivos convencionales, incremento en el uso de agroquímicos, dificultad para comercializar su producción, entre otros; a este panorama hay que sumar las afectaciones ecológicas y sociales.

“Los agricultores sinaloenses tienen derecho a saber que las semillas y alimentos genéticamente modificados son estigmatizados en el mercado, lo que complica su comercialización. Las siembras de maíz transgénico no solo representan un riesgo ambiental sino también económico, por lo que no hay razón para sustituir la producción sinaloense de maíz blanco, utilizado para la alimentación humana, por uno amarillo, transgénico y para fines forrajeros. Lo que está en juego es la calidad y reconocimiento del maíz sinaloense”, dijo Lara.