Día Mundial de la Alimentación. Necesitamos sistemas alimentarios sostenibles.

Agrega un comentario
Noticia - 16 octubre, 2013
México, D.F. - Este 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación, proclamado en 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con el objetivo de concientizar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre y la desnutrición.

Este año, que la FAO enfatiza la importancia de apostarle a los sistemas alimentarios sostenibles, en Greenpeace celebramos la decisión de un juez federal de suspender las solicitudes de siembra de maíz transgénico a escala experimental, piloto y comercial pero lamentamos las preocupantes declaraciones de algunos funcionarios del Gobierno mexicano empeñados en defender la postura de la agroindustria y sus intereses económicos,  en detrimento del medio ambiente, la justicia social y del bien común para los mexicanos.

Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía, declaró que “los transgénicos son un medio más para combatir la pobreza”, y que por tanto “México está obligado” a adoptar esta tecnología o “estaremos sujetando a los campesinos de México a una pobreza histórica y de baja productividad”.  Por su parte, Bolívar Zapata, coordinador de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Presidencia, afirmó que los transgénicos son beneficiosos y no causan daños a la salud.

Estos funcionarios parecen no haberse enterado de los recientes estudios sobre los impactos negativos de los transgénicos para el medio ambiente, la biodiversidad y la soberanía alimentaria.

Los transgénicos no son la vía para luchar contra el hambre, sino una forma de aumentar la desigualdad y la dependencia de los campesinos a las empresas transnacionales; no producen más, no generan mayores ganancias e impiden a los campesinos sembrar, mejorar e intercambiar sus propias semillas.

Greenpeace demanda al gobierno mexicano  acatar la decisión del Juzgado Federal XII y suspender la siembra de maíz transgénico, alimento básico de los mexicanos y eje central de nuestra soberanía alimentaria.

En lugar de tratar de justificar el uso de los transgénicos, las autoridades del país deben escuchar las voces de los científicos que han alertado sobre todos los peligros de esta tecnología y que además le han ofrecido la solución para alcanzar la soberanía alimentaria a través de modelos de agricultura ecológicos sostenibles a largo plazo, social y ambientalmente justos.

Categorías