Todo lo que debemos saber de la situación de los #Arctic30

Agrega un comentario
Noticia - 19 noviembre, 2013
El 19 de septiembre 28 activistas de Greenpeace Internacional y dos periodistas independientes fueron detenidos abordo del Arctic Sunrise con violencia por la guardia costera rusa, en aguas internacionales, un día después de que el grupo intentara realizar una protesta pacífica contra la perforación petrolera en el Ártico ruso. Todos fueron acusados de vandalismo y piratería y hoy se encuentran detenidos en San Petesburgo.

 

¿Cuál es la situación actual de los detenidos?

Trece de los 30 del Ártico hasta ahora han acudido ante la corte de San Petesburgo tras dos meses de detención. Doce de ellos podrán obtener la libertad bajo fianza. Este lunes, a Colin Russell (Australia) le fue rechazada esta petición y se ordenó su detención al menos hasta el 24 de febrero.  

Ekaterina Zaspa, de nacionalidad rusa, fue la primera de los 30 que obtuvo esta medida al igual que sus compatriotas Denis Sinyakov, un fotógrafo independiente, y el activista Andrey Allakhverdov.

Hasta ahora la libertad bajo fianza también ha sido otorgada a Sini Saarela (Finlandia), David Haussmann (Nueva Zelanda); Miguel Hernán Perez Orzi y Camila Speziale (Argentina), Paul D. Ruzycki (Canadá), Tomasz Dziemianczuk (Polonia), Francesco Pisanu (Francia), Christian D'Alessandro (Italia), y  Ana Paula Alminhana Maciel (Brasil).

Las audiencias se llevan a cabo en distintas cortes, con jueces diferentes y ante diversos fiscales.
 
¿Cuándo serán liberados?

Podría ser cuestión de días. La fianza está condicionada al pago de la suma total que determine la corte. Greenpeace tiene varios días para pagar la fianza pero depende del caso de cada detenido y tan pronto como sea pagada es posible que sean liberados. Ahora trabajamos para asegurarnos que el dinero será transferido tan pronto como sea posible.
 
¿De cuánto es la fianza?

La corte ha determinado una fianza de 2 millones de rublos. Es el equivalente a 60 mil dólares o 45 mil euros.
 
¿Podrán viajar libremente?

Hasta ahora no hemos podido corroborar qué restricciones tendrán y si la corte confirmará esto. No sabemos con certeza si podrán viajar dentro de Rusia. Ninguno de ellos tiene pasaporte.
 
¿Qué otras restricciones hay?

Hasta que no sepamos lo que determine la corte sobre la libertad bajo fianza no podemos especular sobre más restricciones.
 
¿Pueden hablar con los medios de comunicación cuando sean liberados?
 
 Esto dependerá completamente de lo que diga la corte. Hasta que no haya una orden no podemos saber con certeza si podrán hablar o no con la prensa. Nuestra principal prioridad es que nuestra gente esté segura, que su estado de salud sea bueno y sean reunidos con sus familias lo más pronto posible.
 
¿Podrán ver a sus familias?

Tenemos que esperar a ver qué condiciones tiene la libertad bajo fianza.
 
¿De qué se les acusa?

Vandalismo, lo que incluye resistencia a las órdenes de la autoridad. Los fiscales en la corte no buscan extender la detención por actos de piratería, el cargo por el que originalmente fueron detenidos los 30. Para desechar los cargos de piratería se tiene que hacer una petición por escrito, lo que no ha ocurrido. Los abogados de los detenidos ya han solicitado este documento pero aún así no ha sido elaborado.
 
¿Esto significa que los 30 de todos modos irán a juicio?

No necesariamente. El Comité de Investigación ruso podría, en teoría, aún decidir retirar los cargos y liberar a los 30. Aunque su determinación para extender la prisión preventiva sugiere la intención de proceder a un juicio.
 
¿Porqué todos han obtenido la libertad bajo fianza menos el activista australiano Colin Russell?

No lo sabemos. Podría ser por un error del juez, del fiscal o un error administrativo. Mientras no podamos tener un panorama más general del resto de las determinaciones de la corte solo estaríamos especulando.
 
El lunes, el fiscal, durante la audiencia de Ekaterina no se opuso a la libertad bajo fianza y el juez estuvo de acuerdo. En la misma ciudad y el mismo día en audiencias relacionadas con la misma protesta pacífica, un fiscal distinto y un juez diferente determinaron que Colin Russell debería permanecer en prisión por tres meses más.
 
¿En dónde estarán los activistas una vez que sean liberados?

Esto depende de lo que determine la corte.
 
¿Quién paga la fianza?

Greenpeace Internacional cubre todos los costos legales de los 30 del Ártico, incluyendo la fianza.
 
¿Greenpeace tiene esa cantidad de dinero?

Nuestra principal prioridad sigue siendo asegurar la liberación y la total exoneración de los 30 del Ártico y obviamente cubriremos todos los costos legales que esto implique. Ellos no son vándalos y haremos todo lo que podamos para verlos libres y con sus seres queridos. Greenpeace se financia completamente por donaciones individuales y de fondos recaudados, no aceptamos dinero de gobiernos o empresas.
 
¿Apelarán las decisiones de la corte si rechazan la libertad bajo fianza para más activistas?

Primero necesitaremos estudiar los mandatos de la corte garantizando la libertad bajo fianza, sin embargo, esa es una de las opciones que consideramos.


En dicha acción pacífica dos  activistas trataron de escalar la plataforma para desplegar un mensaje en defensa del Ártico y del medio ambiente, los ambientalistas fueros repelidos mediante chorros de agua y con disparos de armas reales que impactaron en el agua.

Toda la tripulación del barco fue detenida a punta de pistola y llevada ante una corte en la región rusa de Murmansk. Ahí, las autoridades determinaron primero acusar a todos de piratería, y posteriormente modificaron los cargos a vandalismo. Los oficiales decidieron mantener en “prisión preventiva” a la tripulación hasta el 24 de noviembre mientras avanza la “investigación” de lo sucedido. De ser declarados culpables de vandalismo, los detenidos podrían enfrentar hasta 7 años de prisión. En tanto, el Arctic Sunrise fue embargado y remolcado hasta un puerto local.

Greenpeace Internacional sostiene que las acusaciones contra los 30 del Ártico no se sostienen jurídicamente. Desde que comenzó el proceso la organización ha interpuesto recursos legales con el fin de obtener la liberación bajo fianza de los activistas y los dos periodistas. No obstante, las autoridades rechazaron los rechazaron.

¿Mejora la situación de los 30 ahora que son acusados de vandalismo y no de piratería?

De ninguna manera. Las autoridades rusas han cambiado la grave acusación por otra que aún otorga la posibilidad, muy real, de que los 30 del Ártico languidezcan en una cárcel los próximos siete años. Tal vez un cargo de vandalismo parece más aceptable que un cargo de piratería, pero en realidad es igual de ridículo acusar a estos manifestantes pacíficos de vandalismo como ya fueron acusados de piratería.

¿Qué significa vandalismo?

En la legislación rusa, el vandalismo se define como “toda conducta deliberada que viole el orden público y manifieste una falta de respeto explícito a la sociedad”. Ninguna de estas aseveraciones se ajusta a los 30 del Ártico. Greenpeace actúa con seguridad, de forma pacífica y respetuosa.

En Rusia hay dos tipos de vandalismo: vandalismo administrativo, que conlleva un máximo de 15 días de cárcel y una multa, y el vandalismo criminal, que conlleva una pena máxima de siete años. Creemos que nuestros amigos y compañeros serán acusados de lo segundo.

Existe una posibilidad de que el caso sea transferido desde el Comité de Investigación ruso a manos de la Policía, quienes suelen ser los que atienden casos de vandalismo.

¿El vandalismo se puede perseguir en aguas internacionales?

Para que el delito de vandalismo pueda ser perseguido tiene que haber ocurrido en territorio ruso, de acuerdo con el Código Criminal de Rusia. La razón probable por la que  los 30 del Ártico fueron inicialmente acusados de piratería es porque es una de las pocos delitos que pueden justificar un arresto en la Zona Económica Exclusiva de Rusia, según el derecho internacional. El vandalismo no justifica un arresto en la Zona Económica Exclusiva, es decir, en aguas internacionales.

¿Qué está pasando en el Ártico?

El Ártico se está derritiendo debido al cambio climático. Hay petroleras y gobiernos que ven el deshielo de la zona como una oportunidad para extraer crudo una vez que el agua ya no está congelada y se abren nuevas rutas marítimas. Ahora mismo la amenaza más importante son las petroleras Gazprom y Shell, rusa y angloholandesa, respectivamente. Ellas quieren perforar ahora entrando por el Ártico ruso aprovechando que ahí las normas son bastante laxas e impera la corrupción.

Greenpeace en el marco de la campaña para salvar el Ártico busca proteger la vida en esta región. Ahí viven 4 millones de indígenas inuit. Es el hogar del oso polar, de colonias de morsas, de narvales y ballenas de Groenlandia, entre otra vida salvaje. La organización pretende crear un santuario global, mediante una petición ante la ONU, que prohibiera la prospección petrolera y la pesca industrial no sustentable en el Alto Polo Norte.

Fue en ese contexto que nuestros activistas realizaron hace unas semanas una acción no violenta para denunciar la perforación que la petrolera Gazprom ya estaba realizando en el Ártico ruso.

¿Quiénes son los 30 del Ártico?

Son prisioneros de conciencia. Son hombres y mujeres apasionados quienes creen profundamente que se puede hacer algo en medio de tantas amenazas ambientales. No son súper estrellas, son personas normales, son hijos e hijas, esposos y esposas. Muchos de ellos trabajan en Greenpeace otros no.

Vienen de distintas partes del mundo (18 nacionalidades) para apoyar algo en lo que creen. Ellos no vienen a criticar a Rusia, vinieron a Rusia para proteger precisamente el Ártico ruso y ese entorno natural tan importante para el país. Cuatro de ellos son rusos. Ellos, como Greenpeace, respetan a Rusia. Muchos de ellos, quienes incluso viven en este país, lo quieren profundamente. Algunos de ellos han hecho campañas contra petroleras de otras naciones. Sin embargo, como millones de personas alrededor del mundo, temen un desastre de grandes proporciones si ocurre un derrame en el Ártico y especialmente los impactos del cambio climático.

Ellos no son personas que crean estar por encima de la ley. Ellos respetan la ley y están listos para asumir las consecuencias apropiadas de sus acciones. Ellos nunca huirán de las mismas. Sin embargo, definitivamente no son vándalos. El fotógrafo y videógrafo independientes quienes cuya misión era documentar la protesta son periodistas experimentados y no hay justificación para tenerlos detenidos tampoco.

¿Por qué un barco de Greenpeace y sus tripulantes estaban en Rusia en la plataforma  Prirazlomnaya de Gazprom el 18 de septiembre?

Gazprom planea comenzar la producción de la plataforma Prirazlomnaya en el primer trimestre de 2014, aumentando el riesgo de un derrame de petróleo en un área que contiene tres espacios naturales protegidos por la ley rusa, por ello Greenpeace Internacional realizaba una protesta pacífica para demandar la suspensión de estos planes.

¿Qué pasó durante la protesta del 18 de septiembre?

La protesta fue impedida por elementos de la Guardia Costera Rusa quienes con disparos “preventivos” obligaron a los tripulantes del Arctic Sunrise a retirarse del lugar y detuvieron a dos escaladores.

Un día después, el 19 de septiembre, la embarcación de Greenpeace, el Arctic Sunrise, junto con todos sus tripulantes, fue abordada y tomada por la guardia costera.

¿Qué pasó con 30 tripulantes del Arctic Sunrise y con la embarcación de Greenpeace Internacional?

El barco está retenido por las autoridades rusas. Y no permiten que se le dé mantenimiento. Los tripulantes fueron detenidos y  primero enfrentaron cargos por piratería, luego la corte cambió los cargos a vandalismo. De encontrarlos culpables, podrían ser condenados hasta por 7 años de prisión.

¿Qué decía el Código Criminal de Rusia en torno a la piratería?

El artículo 227 del Código Criminal de Rusia define la piratería como “un asalto en el mar que se lleva a cabo de una embarcación o lancha en movimiento con el fin de capturar la propiedad de otra persona, este acto realizado con violencia o la amenaza de su uso”. Bajo el artículo 101 de la Convención de Naciones Unidas sobre la Ley del Mar, la piratería está definida como “cualquier acto ilegal de violencia o detención, o cualquier acto de depredación, cometido por intereses particulares por la tripulación o pasajeros de un barco privado o avión privado”. La protesta pacífica de los 30 del Ártico no encaja en ninguna de estas dos definiciones.

¿Cuál ha sido el desarrollo del proceso legal contra los 30 del Ártico?

Todos los recursos legales para exigir la libertad bajo fianza de los 30 fueron rechazados.  Además el Comité de Investigación Ruso hizo dos afirmaciones más: la primera que encontraron droga en la embarcación de Greenpeace y la segunda que hubo un  intento de embestir los botes de los guardacostas por lo que podrían reajustar los cargos a algunos miembros de la tripulación.

¿Qué dice Greenpeace sobre estas acusaciones?

La organización aclaró a las autoridades rusas que las únicas sustancias que puede encontrar en el Arctic Sunrise son los suministros médicos que por ley exige la legislación holandesa a todas sus embarcaciones. Aquí el posicionamiento  oficial de Greenpeace.

Greenpeace también desmintió mediante este video el que se hubiera intentado embestir las embarcaciones de la guardia costera. Las imágenes reflejan claramente la reacción desmedida de las autoridades rusas y los disparos que hicieron al agua aun cuando todos los elementos de Greenpeace estaban con los brazos en alto y no intentaban ningún tipo de operación con las lanchas.

Kumi Naidoo, director ejecutivo de Greenpeace, escribió una carta el presidente ruso, Vladimir Putin, con la que solicita un encuentro con el mandatario y se ofrece como garantía de que los activistas detenidos responderán por su protesta pacífica de acuerdo con el Código Penal de Rusia. Aquí la carta completa.

¿Qué intereses hay detrás de insistir en la extracción petrolera en el Ártico?

Gazprom ha dicho que ha invertido entre 4 y 5 billones de dólares en la plataforma Prirazlomnaya, la cual fue construida en un lapso de 15 años, en medio de reportes de que su tecnología ya era obsoleta y no apta para esta región.

Mientras era remolcada hacia afuera del mar, la plataforma perdió una escalera. Aun así,  Gazprom se autodenomina como “una plataforma fija exterior resistente al hielo, la primera de su tipo diseñada y construida en Rusia”.

¿Necesitamos ese petróleo?

La extracción petrolera del mar de Pechora y el Ártico ruso es clave para países que buscan incrementar su producción de crudo y mitigar el suministro decreciente de reservas tradicionales.

De cualquier forma, un estudio de la Agencia Internacional de Energía sugiere que más del 60% de las reservas de crudo probadas deberían quedarse bajo la tierra si el mundo quiere evitar que el cambio climático vuelva inhabitables partes de la Tierra.

Esto quiere decir que extraer crudo del Ártico –que es tan caro como difícil e incierto- es extremadamente incompatible con las acciones globales para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Documentos publicados por el diario británico, The Guardian, sugieren que Rusia quiere que en el futuro los informes del panel IPCC de la ONU incluyan planes de “geo-ingeniería” para el clima del planeta.

¿Qué pasa si algo sale mal?

El campo petrolero de Prirazlomnoya se encuentra muy cerca de varios parques nacionales y santuarios de vida salvaje que incluyen las reservas Nenetsy y Vaygach, las cuales son particularmente importantes para las poblaciones de morsas.

El problema es que limpiar un derrame en aguas congeladas –con petróleo potencialmente desplazándose por debajo del hielo- es algo que nunca se ha hecho antes. De hecho, muchísimos expertos y grupos ambientales creen que es imposible.

De acuerdo con un estudio de WWF, expertos de la firma rusa Informática Riska desarrollaron diversos modelos  computarizados de riesgo en los que se contemplaron diversos escenarios de derrame en la plataforma Prirazlomnaya, estos análisis determinaron los impactos al área que podría ser afectada por un accidente.

“Nuestro análisis demostró que, dentro de las normas establecidas por los volúmenes de derrame, las compañías no podrán contener ni recuperar el crudo vertido. Por ejemplo, si un derrame ocurre por la noche o en condiciones meteorológicas adversas”, aseguró Valentín Zhuravel, gerente de proyectos de Informatica Riska. “Esto conllevaría una contaminación importante de la costa del mar de Pechora y de áreas protegidas”.

El estudio concluyó que el área de posible contaminación cubriría más de 140,000 kilómetros cuadrados de aguas abiertas, así como más de 3,000 kilómetros de costa.

Estudios similares del Pew y del Servicio Geológico de Estados Unidos también han advertido de las implicaciones de un derrame en aguas del Ártico estadounidense y sobre la dificultad para limpiarlo, por no decir que sería imposible.

Gazprom ha dicho anteriormente que “pone especial atención en la prevención ambiental con medidas de protección”, pero un análisis de su plan de respuesta ante derrames, elaborado por Greenpeace, señala que su peor escenario involucraría un vertido de 10,000 toneladas de crudo. El derrame de la plataforma de BP, Deepwater Horizon, vertió casi 5 millones de barriles. Su plan completo no ha sido publicado en la red.

La firma rusa es inflexible y asegura que el daño ambiental por un derrame sería limitado y que la única forma de tener evidencia concluyente sería con un vertido.

Categorías