¡Liberen a nuestros compañeros!

Agrega un comentario
Noticia - 20 septiembre, 2013
México D.F. - Integrantes de Greenpeace se manifestaron este viernes frente a la embajada de la Federación Rusa en México, para exigir la liberación de 30 activistas de la organización ambientalista quienes fueron detenidos el día de ayer, de forma violenta, por la Guardia Costera de ese país.

Un grupo de voluntarios que iban esposados, acompañados por un oso polar, se apostaron en la entrada principal de la sede diplomática con el mensaje “Salva el Ártico” y “Liberen a nuestros activistas”.

También se entregó una carta dirigida al embajador, Malayán Eduard Rubénovich, en la que se le solicita transmitir inmediatamente la petición de libertad al gobierno ruso en Moscú.

El miércoles 18 de septiembre, la organización ambientalista realizó una protesta contra las operaciones de la petrolera Gazprom, en el Ártico. No obstante que la acción fue pacífica, los guardacostas retuvieron a dos de los activistas que habían escalado la plataforma de perforación Prirazlomnaya y los retuvieron contra su voluntad.



La embarcación de Greenpeace, el Arctic Sunrise, permaneció en la zona, toda vez que dos elementos de su tripulación estaban retenidos. Este jueves 19, las autoridades rusas incursionaron armados al barco y arrestaron a los 28 tripulantes que se encontraban a bordo en ese momento.

“Han pasado más de 48 horas desde las primeras detenciones con lujo de violencia, más de 24 desde que nuestro buque emblema fue tomado de manera ilegal por las autoridades rusas -ya que se encontraba en aguas internacionales- y hasta el momento no hemos sido informados de la situación legal de nuestros compañeros, ni por qué motivo fueron detenidos”, denunció Héctor Magallón, director de movilización de Greenpeace México.

“Exigimos que nuestros activistas y el Arctic sean puestos de manera inmediata en libertad porque no cometieron delito ni falta alguna contra el gobierno ruso. La respuesta desmedida de la Guardia Costera es absolutamente injustificada e ilegal. Es momento de que el gobierno ruso de prioridad a investigar y detener las actividades destructivas de las empresas petroleras en el Ártico y no a la intimidación de los manifestantes pacíficos”, concluyó Magallón.

Greenpeace también se manifestó frente a las embajadas de Rusia y las oficinas de Gazprom en al menos otros 30 países alrededor del mundo.

Para unirte a esta manifestación y enviar tu carta, sólo debes dar clic aquí.

Categorías