Daño no intencional, un paso en la dirección correcta

Agrega un comentario
Noticia - 14 abril, 2014
“Primero te ignorarán, después se reirán de ti y por último te atacarán. Entonces, habrás ganado”. Gandhi

La organización internacional ambientalista Greenpeace informa a las miles de personas, ONG aliadas, líderes de opinión y celebridades que han dado seguimiento al caso de la activista pacífica Rosina González, acusada por Pemex de presuntamente romper un foco, que los cargos contra Rosina han sido calificados por el Ministerio Público como no intencionales.

La determinación a la que llegó el agente del MP de Veracruz la semana pasada podría influir considerablmente en una eventual sanción contra Rosina González, quien el 1 de marzo se manifestó junto con 5 activistas más para demandar al gobierno federal el cumplimiento de la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y para la Transición Energética, que establece una meta de 35% de participación de energía proveniente de estas fuentes para el 2024.

Pemex quería encarcelar a Rosina hasta por 10 años por supuestamente romper un foco durante la protesta en la que los activistas de la organización ingresaron a un edificio de Pemex para manifestarse y desplegar una manta con la imagen del presidente Enrique Peña Nieto y el cuestionamiento “Saving Mexico?”, tal y como hace algunas semanas la prensa internacional veía al mandatario mexicano, como un salvador del país.

Ahora el caso de Rosina se encuentra en las manos de un juez federal, quien deberá considerar la determinación del MP cuando finalmente vaya a emitir un veredicto durante las próximas semanas. Las posibilidades de que Rosina vaya a prisión han disminuido significativamente mas no la persecución de Pemex en su contra ni de nadie que se atreva a cuestionar la política energética de México.

Es necesario que Pemex y todos los ciuadadanos recuerden que ni un día ni diez años de prisión debe pasar nadie que ejerza su derecho a la libertad de expresión. Manifestar una idea o protestar pacíficamente no deben ser objeto de persecución penal. La libre expresión de las ideas es un derecho constitucional.

A más de un mes de la protesta de Greenpeace, Pemex no ha presentado evidencias de que el supuesto daño a un foco haya sido causado por Rosina o atribuible a la protesta pacífica, sin embargo, la paraestatal se ha negado a retirar los cargos.

La única explicación es que Pemex quiere intimidar a la sociedad civil, en esta caso a Greenpeace, para impedir que cuestione la falta de impulso a las energías renovables dentro de la Reforma Energética y que abandone el debate sobre cuál debe girar el futuro energético de México.

Con el apoyo de las personas, como las más de 80 mil que ya han enviado una carta al titular de Pemex, Emilio Lozoya, lograremos que los cargos contra Rosina sean retirados.
Sigue alzando la voz y ayúdanos a ser cada vez más los que exijamos un futuro con energías renovables y un México más sustentable. Entra a www.greenpeacenocalla.org y súmate a la conversación en redes mediante los hashtags saverosina y PemexNoNosCalla.