Exige Greenpeace a Burberry terminar su affaire con los tóxicos

Agrega un comentario
Noticia - 25 enero, 2014
Activistas de Greenpeace México desafiaron esta tarde a la firma de ropa de lujo británica, Burberry, a que de una vez por todas termine su “affaire” con los químicos tóxicos (monstruitos) y se comprometa con la campaña Detox, la cual busca desintoxicar los procesos de producción de las marcas y con ello los ríos del mundo.

Los activistas acudieron a la tienda de la firma de lujo ubicada en Plaza Antara, en Polanco, donde de forma pacífica colocaron banners y estampas en la vitrina de su tienda. Las calcomanías pegadas en los vidrios del local contienen monstruitos que representan los tóxicos peligrosos que utiliza Burberry en la ropa que vende. Asimismo, los asistentes entregaron una carta al gerente de la tienda, acto que replicaron en las sucursales de Puebla y Guadalajara. En dicho texto se pide a la marca eliminar los químicos peligrosos de sus prendas y responsabilizarse por los procedimientos de sus proveedores.

Se trata de una acción de Greenpeace que forma parte de una semana de actividades en tiendas de la citada firma en ciudades como Ámsterdam, Londres, Beijing y Budapest. Los activistas y voluntarios evidenciaron que hay monstruitos tóxicos y peligrosos en los productos que vende esta icónica marca de lujo.

“Burberry asegura que sus productos vienen ‘con amor’ pero la marca omite decir que también viene con indeseables y tóxicos monstruitos. Greenpeace hace un llamado a estas marcas para que ofrezcan a México, sus clientes, comunidades río abajo y futuras generaciones un mejor presente: uno en el que haya moda sin químicos peligrosos”, aseguró Sinaí Guevara, coordinadora de la campaña de Tóxicos de Greenpeace México.  
 
La actividad de hoy ocurrió una semana después de que Greenpeace lanzó el reporte más reciente de su campaña Detox, el cual denuncia que hay químicos tóxicos en la ropa de niños elaborada por varias firmas. Dicho análisis indica que productos de Burberry dirigidos al mercado infantil contienen sustancias que fueron usadas en algún punto de su fabricación y liberadas al ambiente, una vez ahí pueden formar químicos tóxicos y disruptores hormonales.

Gracias al poder de la gente a nivel mundial, otras firmas de la moda como Valentino, Zara y Mango ya se han comprometido a desintoxicar sus prendas y procesos de producción de sustancias tóxicas. Greenpeace llama a las grandes marcas como Burberry a sumarse al reto Detox para desintoxicar su cadena de suministro y lograr cero descargas de químicos peligrosos para el año 2020.

Si tú también quieres que ya no haya monstruitos en la ropa de Burberry comparte esta información. Entre más gente sepa que las marcas contaminan nuestros ríos, más poder podremos hacer para exigirles que paren. Infórmate en http://www.greenpeace.org/mexico/Global/mexico/sitio/T%C3%B3xicos/LittleMonsters/index.html

Categorías