Demandamos acciones que respalden las declaraciones

Agrega un comentario
Noticia - 18 febrero, 2014
Cozumel, QRoo.- Como parte de la campaña de Agricultura y Alimentación, Greenpeace busca que los gobiernos municipales, locales y el federal se comprometan a transitar del actual modelo de gricultura industial a una agricultura ecológica para poder garantizar la producción de alimento sano y suficiente sin necesidad de afectar el medio ambiente.

Por ello, nuestra organización, a través de las manos de cuatro mujeres mayas: Leydy, Avia, Socorro e Itzel, llevó hasta el paladar de distintos funcionarios de los gobiernos de Quintana Roo y Yucatán, una muestra del tipo de alimentación a la que tenemos derecho los mexicanos, basada en productos naturales, frescos, nativos, y cultivados por nuestros propios agricultores.

La demostración de comida maya  se llevó a cabo teniendo como  marco el Rainbow Warrior -barco emblema de Greenpeace y al evento asistieron Fredy Marrufo Martín, presidente municipal de Cozumel y Edwin Argüelles González, secretario general del Ayuntantamiento; Luis González Flores, secretario de Desarrollo Agropecuario y Rural del Estado de Quintana Roo y el director de Educación ambiental del estado de Yucatán.

Al término de la degustación, los funcionarios reconocieron el valor de la cultura culinaria maya y la necesidad de preservar el modelos de producción que llevan a cabo, aprovechando los ciclos naturales, las semillas nativas y el conocimiento del campo:

"Estamos convencidos de que es importante conservar la cultura y apoyar para pasar de la producción en el traspatio e ir más allá" señaló Luis González Flores.

Leydy Pech, representante de las mujeres mayas dijo que su mayor preocupación es que los recursos en apoyo a la agricultura se destinan a los grandes productores mientras a los pequeños no se les apoya cuando tienen todo el conocimiento para aprovechar el potencial de producción que hay en el sur, de una manera ecológica lo que ayudaría a tener un medio ambiente, alimentos y gente sana.

“Comparto lo que plantean, suena muy lógico porque lo natural siempre será mejor que cualquier otra cosa. Es bueno tomar conciencia de lo que dicen para el cuidado de nuestra gente y nuestra salud”, comentó Fredy Marrufo.

Por su parte, el representante del gobierno de Yucatán, Mauricio Quijano, recordó que están trabajando para impedir el avance de la siembra de soya transgénica en la región a través del establecimiento de un decreto precautorio.

"Greenpeace celebra que los funcionarios de los gobiernos de Yucatán y Quintana Roo admitan la necesidad de impulsar la agricultura ecológica como una opción viable para potenciar el campo en el sureste mexicano, y espera que las declaraciones se materialicen en hechos concretos. Para eso necesitamos que la Península de Yucatán sea declarada libre de transgénicos, necesitamos medidas que frenen el avance de la frontera agropecuaria sobre nuestros bosques, y una regulación del uso masivo de agroquímicos en nuestros cultivos. Hay que promover y apostar en los modelos de producción agroecológica existentes en la región, así como en la producción de miel", concluyó Silvia Díaz coordinadora de la campaña de Agricultura y Alimentación.

Categorías