Las leyes forestal y de biodiversidad del Partido Verde abren paso al saqueo de recursos naturales

Agrega un comentario
Noticia - 9 marzo, 2017
La nueva Ley de Desarrollo Forestal, en combinación con la propuesta de Ley General de Biodiversidad, allana el camino para el saqueo de los recursos genéticos forestales no solo en bosques y selvas, sino en todos los ecosistemas del país que cuentan con vegetación, denunciaron organizaciones ambientalistas.

La legislación forestal, propuesta por el Partido Verde y aprobada por los diputados el martes pasado, establece que le compete a este instrumento el manejo de todas las especies vegetales. Sin embargo, dado que no contempla un aprovechamiento regulado bajo los estándares de la conservación más estrictos y actualizados, reduce los requisitos para la explotación de estas especies a una autorización simple de los dueños de los predios en que éstas se hallan.

Simultáneamente, el Partido Verde está impulsando en el Senado la iniciativa de Ley General de Biodiversidad que desprotege al 97% de las especies de flora de México, ya que solo indica protección para especies en riesgo. Esto se traduce en más de 28,000 especies de plantas que quedarían excluidas de las disposiciones de conservación que actualmente existen.

Defenders of Wildlife, Greenpeace y Teyeliz señalaron que la desprotección de las plantas y la desregulación del acceso a los recursos genéticos por parte de las leyes forestal y de biodiversidad, son una amenaza para la conservación de la flora mexicana y la receta perfecta para el saqueo de sus recursos genéticos.

En cuanto a posibles prohibiciones para el desarrollo de programas, proyectos y actividades vinculadas a recursos genéticos, la iniciativa de Ley General de Biodiversidad sólo hace referencia a especies animales y deja a la Ley General de Desarrollo Forestal la regulación del acceso al germoplasma de las plantas, a pesar de que, como legislación en biodiversidad, debería regular todo lo referente a los recursos genéticos. 

La falta de protección de las plantas y su germoplasma facilita su saqueo y deja de lado la participación justa y equitativa de los beneficios en las comunidades. El Partido Verde no solo perdió la brújula con estas dos leyes, sino que se convierte en la peor amenaza para la conservación de la biodiversidad mexicana.

Las organizaciones indicaron que aún es tiempo de enderezar el camino hacia una legislación ambiental eficiente, por lo que pidieron al Senado desechar la iniciativa de ley de Biodiversidad y crear verdaderos espacios de participación pública a nivel nacional para discutir una nueva propuesta, esencialmente enfocada a la Conservación de la diversidad biológica. Puedes firmar la petición aquí