Exigen a Peña Nieto proteger los maíces nativos mexicanos

Boletín de prensa - 3 diciembre, 2012
México, D.F.- A dos días de la toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente de los Estados Unidos Mexicanos, personalidades del medio artístico y cultural como Angélica Aragón, Bruno Bichir, Fernando Rivera Calderón, Julieta Egurrola, Moyenei Valdés y Roco Pachukote, junto con activistas de Greenpeace, desplegaron frente a Palacio Nacional una manta con leyenda “Peña Nieto, protege al maíz mexicano. #Fuera Monsanto”.

Asimismo, entregaron cinco cajas fuertes llenas de maíz nativo mexicano para demandar que la presente Administración federal proteja este valioso legado de la solicitud de las empresas Monsanto, Pioneer y Dow Agrosciences, que desean sembrar maíz transgénico a escala comercial en nuestro país, cuna de este importante grano.

La comitiva fue recibida en la Dirección General Adjunta de Atención Ciudadana y a Organizaciones Sociales, de la Red Federal de Servicio a la Ciudadanía de la Presidencia de la República, en donde se hizo la entrega de una carta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto para exigirle la prohibición de siembras de maíz transgénico, firmada por Greenpeace y 33,758 mil mexicanos. De esta manera, los activistas y personalidades participantes se convirtieron en la primera manifestación ciudadana en ser recibida por el nuevo Gobierno.

Las solicitudes de las empresas Monsanto, Pioneer y Dow Agroscience son para todo el territorio cultivable con sistema de riego en los estados de Tamaulipas y Sinaloa (1) y, existe una gran incertidumbre ante su posible autorización debido a las inexplicables facilidades otorgadas por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentaci��n (Sagarpa) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) durante la anterior administración. Greenpeace ha argumentado que el maíz genéticamente modificado representa una incertidumbre por sus efectos en la salud de los consumidores y las graves afectaciones al medio ambiente por el uso excesivo de agro-tóxicos.

Por ello, en el marco del Día Mundial de la Alimentación, celebrado el pasado 16 de octubre, Greenpeace convocó a la ciudadanía a ciberactuar en el sitio salvemoselmaiz.com con el envío de una carta dirigida al ex presidente Felipe Calderón para exigirle la prohibición de siembras de maíz transgénico. A la fecha, 33,758 mil mexicanos han participado y desde el pasado 2 de diciembre redirigieron su demanda al nuevo presidente Enrique Peña Nieto, reiterando que seguirán en alerta por el cumplimiento del derecho a una alimentación sin transgénicos.

“Monsanto lleva 14 años tratando de comercializar sus semillas de maíz transgénico en nuestro territorio y no quita el dedo del renglón. Enrique Peña Nieto tiene el reto de proteger la soberanía alimentaria de nuestro país y no cometer los mismos errores de la anterior Administración al otorgar 177 permisos de siembra experimental y piloto de maíz transgénico, buscando únicamente favorecer a las empresas que tienen la propiedad intelectual de esas semillas”, denunció Aleira Lara, coordinadora de la campaña de Agricultura sustentable de Greenpeace.

“La contaminación genética de los maíces mexicanos coloca en un contexto de vulnerabilidad a los campesinos e indígenas que no cuenten con un contrato y en cuyo cultivo se detecte el transgen de las empresas, ya que pueden ser sujetos de demandas legales. Este hecho afectará la constante diversificación de los maíces mexicanos ya que los campesinos no podrán intercambiar libremente sus semillas para seguir adaptándolas a condiciones agronómicas y climáticas cambiantes”, explicó la actriz Angélica Aragón.

“El granero más importante de México es Sinaloa, en ese estado se produce la mayoría del maíz que se utiliza para elaborar nuestras tortillas. De permitirse la siembra comercial de maíces modificados de forma genética se pone en peligro la variedad de las semillas mexicanas. El maíz es nuestra identidad y nuestro patrimonio. Debemos defenderlo y preservarlo”, declararon los músicos Moyenei Valdés y Roco Pachukote.

“¿Por qué las autoridades mexicanas insisten en poner en riesgo nuestro maíz nativo?”, cuestionó por su parte el actor Bruno Bichir.

“Los mexicanos y mexicanas somos de maíz. Este importantísimo grano es nuestro principal alimento y no podemos permitir que se deje en manos de transnacionales como Monsanto que tienen un gran expediente negro por las afectaciones al medio ambiente y a la salud humana”, manifestó la actriz Julieta Egurrola.

A lo largo de su historia, Monsanto ha acumulado un sucio expediente de hechos, irregularidades y sanciones: produjo y comercializó el ‘agente naranja’, usado durante la guerra de Vietnam; produjo y comercializó el DDT y los PCB o askareles, químicos causantes de graves daños a la salud humana y al ambiente; la empresa fue condenada a pagar 1.5 millones de dólares por sobornar a las autoridades de Indonesia para introducir algodón transgénico; también, en el 2006, fue sancionada en Francia por publicidad engañosa sobre las falsas propiedades ecológicas del herbicida Roundup; y en 2010, en EEUU fue multada con 2.5 millones de dólares por más de 1700 violaciones a normas de bioseguridad (2).

“Monsanto ha sido la principal responsable de contaminación genética de diversos cultivos convencionales, nativos y orgánicos en varios países. No podemos permitir que se le autorice la siembra comercial de semillas transgénicas en nuestro país y con ello, el monopolio de nuestro principal alimento”, exigió Fernando Rivera Calderón.  

A pesar de las crecientes pruebas sobre el detrimento al medio ambiente y de los riegos de afectación para la salud humana, Monsanto sigue intentando introducir sus semillas en México con una publicidad engañosa que promueve mitos como el combate al hambre y al cambio climático.

“Desde el 2007, con la amenaza de la siembra de maíz transgénico en México se dio origen a la campaña Sin Maíz no hay País que reunió, por primera vez, a más de trescientas organizaciones del campo, ambientalistas, de la sociedad civil, académicos, celebridades y ciudadanos en defensa de nuestra semilla, de la soberanía alimentaria y la reactivación del campo mexicano. Ese año, medio millón de firmas de apoyo fueron enviadas al Congreso y al Gobierno Federal para exigir la protección del maíz mexicano, las autoridades no han hecho caso a la petición ciudadana, no han cumplido con su deber”, expresó la actriz Vanessa Bauche.

Han pasado cinco años y miles de mexicanos, activistas y destacadas personalidades del medio artístico, a las que también se suman Diana Bracho y Gabriela de la Garza, demandan al gobierno de Enrique Peña Nieto la defensa inmediata del maíz mexicano, patrimonio de nuestro país.

Fuentes:

  1. Estatus de Solicitudes de Permisos de Liberación al Ambiente de Organismos Genéticamente Modificados. 2012. En http://www.senasica.gob.mx/?id=4443. Información tomada el 29 de noviembre de 2012 a las 17:38.
  2. Guía de transgénicos y consumo responsable. Greenpeace México. En: ytusabesloquecomes.org

Más información con Rosalina Piñera en los tels. 044 55-1688 9501 y 5687 9595 ext. 120, email:

Categorías