Exigen a Zara moda sin tóxicos

Boletín de prensa - 24 noviembre, 2012
México D. F. Alrededor de 20 activistas de Greenpeace se dieron cita frente a la sucursal Madero de la cadena minorista de moda Zara en el centro de la capital mexicana y con una coreografía simulando ser maniquíes de escaparate, exigieron a la marca eliminar todos los químicos peligrosos de sus prendas y de sus cadenas de producción.

Tras recalcar que lo tóxico ya no está “in”, los activistas lanzaron un claro mensaje: ¡Ya no queremos ser más víctimas de la moda!

Esta actividad se sumó a otras manifestaciones similares en más de 80 ciudades alrededor del mundo en las que participaron cerca de 700 activistas en el marco del día de acción global de la  campaña Detox (1) para pedir a Zara que acepte el reto #Detox

Al mismo tiempo, en las ciudades de Aguascalientes, Chihuahua, Guadalajara, León, Monterrey, Puebla, Pachuca y Veracruz, voluntarios de esta organización ambientalista repartían a la población información sobre la responsabilidad de la marca en la contaminación tóxica de los ríos.  

“Si sus prendas tienen tóxicos, quiere decir que en la cadena de producción estos tóxicos han sido usados y vertidos a nuestros ríos”, denunció Pierre Terras, coordinador de la campaña de Tóxicos de Greenpeace México.

Greenpeace lanzó esta semana el documento Hilos tóxicos: Los grandes parches de la moda (2), en el que se dan a conocer los resultados de las pruebas que se hicieron a 141 prendas de ropa en 27 países. Se demostró que la ropa de todas las marcas -incluída Zara- contenían en distintos niveles nonilfenoles etoxilatos (NPE), ftalatos, ambos y disruptores hormonales. Además 2 prendas de la marca española mostraron presencia de colorantes azoicos, sustancias peligrosas que pueden generar aminas cancerígenas.

La ropa que vende Zara es de fabricación y distribución rápida.  “Zara puede marcar gran tendencia en la moda, puede diseñar, fabricar y llevar hasta las tiendas una prenda en 15 días. Retamos a que actúe con al misma velocidad contra la contaminación y garantice productos y ríos libres de sustancias químicas peligrosas”, declaró Terras.

Greenpeace demanda a Zara y al sector textil en general, un compromiso de cero descargas de sustancias tóxicas para el 2020. Ello implica el poder garantizar que ninguna descarga tóxica tenga lugar durante la manufactura de sus productos; asimismo, debe divulgar toda la información de los vertidos de sus proveedores y mostrar un plan de acción individual con miras a alcanzar este compromiso con fechas claves de eliminación de sustancias tóxicas.

En tan sólo cuatro días, más de 260 mil personas han firmado en www.greenpeace.org/zara

la petición para que acepte el reto #Detox.

“La moda no debería de costarle al planeta”, concluyó Pierre Terras.

Notas:

1.- La campaña Detox fue lanzada por Greenpeace en el año 2011 para exigir a grandes marcas del sector textil, uno de los que más contaminan los ríos, la eliminación de sustancias tóxicas en sus cadenas de producción.

2.- Informe Hilos Tóxicos: los grandes parches de la moda, Greenpeace, México 2012, p.3, http://grpcemx.org/QTM218

Para más información comunicarse con Rosalina Piñera, coordinadora de prensa de Greenpeace México en el teléfono: 04455-1688 9501

Categorías