“La riega” Pemex al pedir consejos a British Petroleum

Boletín de prensa - 24 octubre, 2012
La empresa británica, autora del peor desastre ambiental ocurrido en el Golfo de México, asesorará a Petróleos Mexicanos en el manejo de derrames marítimos

- Greenpeace resume en 6 lecciones las “Instrucciones básicas de BP para regarla en el Golfo de México”

24 de octubre de 2012.- Petróleos Mexicanos (Pemex) pasó por alto el historial negro de British Petroleum (BP) - empresa que ocasionó en el 2010 uno de los más graves desastres ambientales en el Golfo de México- y la contrató para le brinde asesoría técnica sobre la atención a desastres y manejo de derrames en aguas profundas, denunció Greenpeace (1).

“Pemex padece de Alzheimer y en la desesperación por encontrar el ‘tesorito’ en las aguas profundas del Golfo de México, busca a toda costa asesores petroleros, como British Petroleum, sin importarle las tragedias ambientales y económicas que hayan generado. Esta decisión pone en un grave riesgo al país, ya que Pemex ha demostrado su incapacidad en la prevención y contención de los continuos vertidos de crudo ocurridos en el territorio mexicano en los últimos años”, declaró Beatriz Olivera, coordinadora de la campaña de Energía y Cambio Climático de Greenpeace México.

Cabe recordar que el 20 de abril de 2010, la explosión de la plataforma petrolera Deepwater Horizon causó la muerte de 11 personas y la fuga de casi cinco millones de barriles de crudo en la cuenca marítima del Golfo de México durante más de tres meses. British Petroleum, la empresa responsable de la plataforma, realizó intentos infructuosos por sellar el pozo Macondo que estaba ocasionando un grave daño ambiental a la flora y fauna marina e impactando las actividades pesqueras y turísticas.

A principios de 2011, la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) declaró un evento de mortalidad inusual (UME) para los cetáceos en el norte del Golfo de México -desde febrero de 2010 hasta ahora- debido a un fuerte aumento en el descubrimiento de varamientos de delfines mulares prematuros, o nacidos muertos en la región. En ese año, hubo 356 varamientos de cetáceos (en comparación con un promedio histórico de 74). Muchos de estos animales tenían trazas visibles de crudo en sus cuerpos.

A dos años del derrame en el pozo Macondo, las consecuencias persisten, aún hay zonas cerradas a la pesca en Estados Unidos debido a que el crudo vertido por la fuga permanece visible en el fondo marino. Los estados más afectados de ese país fueron Luisiana, Mississippi, Alabama y Florida.

Tal fue el impacto que en México, en los estados costeros de Tamaulipas, Veracruz y Yucatán, algunas organizaciones que congregan a más de 20 mil  pescadores han denunciado a la empresa British Petroleum y exigen una indemnización debido a la baja en la producción pesquera a raíz del derrame. Entre esas organizaciones destaca la Federación de Asociaciones Cooperativas Pesqueras de la zona Norte de Tamaulipas.

Ante el insólito anuncio de Pemex, Greenpeace resume en 6 lecciones las “Instrucciones básicas de BP para regarla en el Golfo de México”:

Lección 1: Cómo aventurarse a una extracción peligrosa sin un protocolo de seguridad acorde a la magnitud del riesgo.

Lección 2: Intentos ineficaces de cómo taponar una fuga en un yacimiento profundo; la lección se apoyará con fotografías y videos de la experiencia en el pozo Macondo.

Lección 3: Cómo hacer enojar a un presidente hasta hacerlo sentir “furioso”; en éste caso se aplicaría al mandatario mexicano en turno, Enrique Peña Nieto. Nota: Lo que opine el resto del mundo no es relevante.

Lección 4: Qué cara poner cuando el derrame de petróleo se prolongue por más de tres meses. Incluye instrucciones específicas sobre cómo evadir a la prensa, a autoridades gubernamentales y a organismos internacionales.

Lección 5: Cómo esquivar el tema de la remediación de daños, reportes de impacto ambiental y compensaciones para los afectados. Pemex no asistirá, ya es experto en el tema.

Lección 6: Curso intensivo sobre cómo lograr que una incauta industria petrolera, en este caso Pemex, acepte ser instruida por el autor del más devastador desastre ambiental ocasionado por petróleo en el Golfo de México.

Greenpeace reafirma que la perforación petrolera en aguas profundas en el Golfo de México no es un juego, implica poner en riesgo al medio ambiente y a la economía del país, por ello exige poner un alto a las perforaciones de alto riesgo, ya que se trata de proyectos peligrosos e innecesarios. La organización ha demostrado que sí es posible llevar a cabo una [R]evolución energética basada en fuentes renovables; en México, para el año 2050, se podría generar más de 90% de la energía requerida por el país, sin usar carbón, gas o petróleo.

Notas:

(1)      El pasado 23 de octubre, la paraestatal anunció el acuerdo de licencia de tecnología con British Petroleum en donde Pemex tendrá acceso para construir, operar y mantener un sistema de control de pozos en aguas profundas en el Golfo de México de explotar pozos a tirantes mayores a 500 metros de profundidad. Para mayor información consultar el boletín de PEMEX: http://www.pemex.com/index.cfm?action=news&sectionid=8&catid=40&contentid=27494

Más información con Rosalina Piñera, coordinadora de prensa de Greenpeace México en el teléfono 5687- 9595 ext. 120, en el celular 04555 1688- 9501, email:

Categorías
Etiquetas