Llaman a empleados de petroleras a denunciar negligencia en planes para el Ártico

Boletín de prensa - 24 abril, 2013
- Piden que mediante la web se revelen datos sobre inseguridad, malas prácticas y faltas a las normas ambientales en proyectos de perforación en el Polo Norte - Busca la organización que empleados de Shell se unan a la defensa del Ártico

Ámsterdam, Holanda.- Greenpeace Internacional lanzó un sitio web para motivar a los empleados y contratistas de compañías petroleras ligadas a perforaciones en el Ártico a que denuncien  y ayuden a exponer los increíbles riesgos que las corporaciones están tomando en sus intentos por saquear los recursos de esta región.

Con la puesta en marcha de la web www.arctictruth.org, la organización hace un llamado directo a quienes laboran en  la industria petrolera para que divulguen información que demuestre la existencia de medidas inseguras  en los proyectos de perforación en busca de crudo en el Ártico, así como las malas prácticas y potenciales faltas a las normas ambientales. Todo el material que sea enviado, así como las fuentes, será tratado de forma segura y confidencial.

Esta nueva iniciativa, en el marco de la campaña de Greenpeace para proteger el Ártico de la industrialización progresiva, llega en un momento de extrema preocupación en torno a la seguridad de las operaciones de perforación en el Polo Norte. 

“La reciente experiencia de Shell en el Ártico ha sido un desastre de principio a fin. Si no fuera por el cercano escrutinio del público y los medios de comunicación, apenas habría salido a la luz una pequeña parte de la terrible verdad en torno a las prácticas de seguridad de las compañías. La gente necesita saber acerca de los increíbles riesgos que cada una de estas compañías toma a diario mientras perfora en el frágil Ártico”, aseguró Ben Ayliffe, responsable de la campaña por el Ártico de Greenpeace Internacional

 

A lo largo del año pasado, Shell pasó de un error de seguridad a otro: sus medidas de contención durante las pruebas de exploración en Alaska fueron fácilmente rebasadas; los estándares de seguridad en sus embarcaciones han fallado, una de sus plataformas encalló en Alaska mientras que la otra tenía un incendio en una de sus estructuras. Ambas ahora están bajo una investigación criminal federal.

En Londres, a partir de hoy aparecerán posters anunciando el nuevo sitio web en los alrededores de las oficinas de la angloholandesa Shell –una de las petroleras más grandes liderando la carrera por el Ártico-. Empleados de las sedes de dicha firma en Gran Bretaña y Holanda recibirán en la mano volantes también con información. Por otro lado, Greenpeace también emprendió una ofensiva a través de la red social Linkedin para acercarse a trabajadores de la empresa.

“El Ártico es el lugar más remoto y tiene el ambiente más desafiante imaginable para la perforación y por mucho, la industria ha probado que no puede con el reto. Los impactos humanos, ambientales y económicos de un accidente en el norte polar serían catastróficos y esperamos que este sitio de internet revele la verdad sobre las apuestas y riesgos que están dispuestas a hacer las compañías petroleras como Shell”.

Greenpeace tiene una gran experiencia documentando abusos de corporaciones y regularmente recibe información desde dentro de la industria. Esta ha incluido, por ejemplo, la preocupación de un ex ballenero el cual informó a la organización acerca de irregularidades en el programa “científico” japonés de caza de ballenas, así como un desilusionado ex trabajador de una fábrica de reciclaje en Inglaterra, quien señaló que gran parte de los desperdicios eran desechados en África en vez de ser reutilizados.

“Es más fácil llegar a la Luna que al Ártico”

En julio de 2012, activistas de Greenpeace México realizaron una acción afuera de las oficinas de Shell antes de ser recibidos por la presidenta y directora general de la firma, Marta G. Jara Otero, quien en ese entonces rechazó los argumentos de la organización sobre el riesgo ambiental, el potencial desastre petrolero, así como la disyuntiva de energías limpias, sustentables y seguras.

No obstante, la representante de la petrolera en México reconoció en ese entonces las enormes dificultades de tratar de extraer petróleo en la zona polar: “las condiciones para llegar al Ártico son más difíciles que llegar a la Luna”, aseveró.

“Las empresas como Shell deben de entender que extraer petróleo en el Ártico es peligroso, caro y, además, existen otras alternativas sustentables para la generación de energía. Debemos proteger al Ártico porque lo que suceda ahí afecta al resto de la humanidad”, afirmó Beatriz Olivera, coordinadora de la campaña de Energía y Cambio Climático de Greenpeace México, tras el lanzamiento de la iniciativa internacional.

Notas para el editor:

Todos los detalles de la campaña SaveTheArctic pueden ser consultados aquí:

http://www.savethearctic.org/es

Para conocer las alternativas que propone Greenpeace ante el uso de combustibles fósiles consulta el documento “La reforma energética que México necesita”:

http://www.greenpeace.org/mexico/es/Footer/Descargas/reports/Clima-y-energia/La-reforma-energetica-que-Mexico-necesita/

Para mayor información contactar a Miguel Soto, cel: 04455 14853578, email:

Etiquetas