Proponen ONG alinear PND a Ley General de Cambio Climático

Boletín de prensa - 5 abril, 2013
Urge definir las prioridades del país en el PND de acuerdo a la Ley General de Cambio Climático en un marco de derechos humanos, igualdad de género y sustentabilidad.

   El cambio climático es un tema de seguridad nacional; requiere de la atención y de la acción de todos los grupos sociales

México, D.F., a 4 de Abril de 2013.- Las organizaciones de la sociedad civil que integran el Grupo de Financiamiento para Cambio Climático proponen al Gobierno de Enrique Peña Nieto replantear de manera congruente y estratégica las políticas públicas federales en materia de cambio climático, derechos humanos, igualdad de género, sector forestal, energía, movilidad y desarrollo urbano.

Con base en un diagnóstico del Programa Nacional de Desarrollo (PND) de la administración anterior 2007-2012, el Grupo de Financiamiento para Cambio Climático elaboró una serie de propuestas que ayudarán en el cumplimiento de objetivos como mayor inclusión social, reducción de la desigualdad, desarrollo sustentable y la transformación a una economía baja en carbono. Algunas de estas iniciativas incluyen la necesidad de instrumentar una política de cambio climático integral, fomentando una evaluación periódica y transparentando el uso de recursos públicos.

Es fundamental que el PND promueva el bienestar de todas las personas y que se articulen bajo el marco de derechos humanos y sus principios: igualdad, no discriminación, libertad y equidad. En materia de igualdad, deben reconocerse el impacto diferenciado del cambio climático entre mujeres y hombres e instrumentar medidas tendientes a erradicar las desigualdades y la discriminación por motivos de género, explico Luisa Emilia Reyes, Directora de políticas y presupuestos con enfoque de género de la organización Equidad de género, ciudadanía, trabajo y familia.

“El PND debe presentar las bases para la diversificación energética hacia una matriz con mayor presencia de energías limpias y renovables, en detrimento de los combustibles fósiles. Para ello, los esfuerzos y recursos en investigación y desarrollo para la explotación de los hidrocarburos no convencionales –como son aguas profundas, Chicontepec y gas shale- deben redirigirse al desarrollo de fuentes de energía que no contribuyan al aumento de temperatura del planeta”, afirma Beatriz Olvera, Coordinadora de Cambio Climático y Energía de Greenpeace.

De acuerdo con Xtabai Padilla, Coordinadora de Cambio Climático en el Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés), “el PND debe considerar el desarrollo urbano eficiente (denso, compacto y mixto) y la movilidad sustentable como políticas integrales, considerando que el 77% de la población nacional habita en ciudades y de ellas depende un gran porcentaje de consumo energético nacional. Estas propuestas disminuyen el uso de combustibles fósiles -y por ende las emisiones de gas invernadero-, y propician un desarrollo bajo en carbono”.

“La Planeación Nacional debe otorgar las bases para impulsar el aprovechamiento sustentable de los recursos forestales toda vez que esto maximiza las tasas de captura de carbono al tiempo que evita riesgos de cambio de uso de suelo y favorece el desarrollo social, la conservación de biodiversidad y la mitigación y adaptación climática,” mencionó Paulina Deschamps  del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS).

Con base en estas propuestas se espera contribuir de manera activa en la elaboración y ejecución del PND, de manera que éste tome en cuenta las necesidades de los diversos grupos sociales para el beneficio de la sociedad y del medio ambiente. Ello mediante el trabajo coordinado entre el gobierno y las organizaciones de la sociedad civil.

Es necesario vincular los requerimientos del país a las políticas y presupuestos públicos. En ese sentido, una participación social amplia permite que el PND reconozca de forma objetiva las necesidades que debe cubrir el gasto. Si se previenen los costos de las políticas públicas, se permite que las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal se apropien de ellas y adapten su distribución presupuestaria al cumplimiento de las metas del sexenio.

Asimismo, el PND debe concretar las políticas establecidas en la Ley General de Cambio Climático en cuanto a mitigación y adaptación se refiere para alcanzar las metas de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero establecidas en ella, es decir, reducir un 30 por ciento de sus emisiones para el año 2020, así como un 50 por ciento para el año 2050, en relación con las emitidas en el año 2000.

El PND es el instrumento más relevante en la definición de las políticas públicas de cada administración. En él se prevén los principales retos públicos del país y se establecen los objetivos, las estrategias y los programas para atenderlos.

Según las organizaciones que forman parte del Grupo de Financiamiento de Cambio Climático y de acuerdo con el marco jurídico nacional, es indispensable que en la conformación del PND participe activamente la ciudadanía. La construcción democrática del Estado mexicano requiere que los ciudadanos sean escuchados, a través de las políticas públicas. Con ello se busca asegurar que sean efectivas, transparentes, atiendan a las necesidades reales de la población y generen gobiernos sólidos en cooperación entre sociedad y gobierno.

El PND debe ser una guía efectiva de las políticas públicas. De esta manera, es indispensable asegurar que las prioridades nacionales, como lo es la lucha contra el cambio climático, puedan ser realizables y se planifique la viabilidad económica, humana y técnica. Además, se debe contemplar la aplicación de sanciones por su incumplimiento.

“El nuevo Gobierno, de acuerdo con las capacidades que le brinda la Constitución, debe mostrar un compromiso con el tema sin importar intereses particulares. El cambio climático no es un tema de partidos sino de seguridad nacional, que requiere de la atención y de la acción de todos los grupos sociales,” explicó Gabriela Niño, Coordinadora de Políticas Públicas del Centro Mexicano de Derecho Ambiental.

El Grupo de Financiamiento para el Cambio Climático invita a la población a conocer y a difundir estas propuestas de modo que se incluyan en el PND 2013-2018. Las propuestas a detalle podrán revisarse en los sitios de las organizaciones

www.ccmss.org.mx

 

www.cemda.org.mx

 

www.ctsmexico.org

 

www.comunicacionambiental.org.mx/

 

www.equidad.org.mx/

 

www.fundar.org.mx/index.html/

 

www.mx.boell.org/web/fundacion-heinrich-boell.html

 

www.greenpeace.org/mexico/es/

 

www.mexico.itdp.org

 

www.tm.org.mx/c/inicio/

 

 

 

Sobre el Grupo de Financiamiento para Cambio Climático

El Grupo de Financiamiento para Cambio Climático se constituyó en julio de 2010, en el marco de la 16ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP16), celebrada en México. Está integrado por 15 organizaciones de la sociedad civil y diversos actores mexicanos que comparten la convicción sobre la necesidad de instrumentar políticas públicas integrales que, desde el marco de derechos humanos, la igualdad de género y la sustentabilidad, se dirijan a la mitigación y adaptación del cambio climático.

En esta iniciativa participan: el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS), el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Comunicación y Educación Ambiental, el Centro de Transporte Sustentable (CTSEMBARQ México), la Fundación Heinrich Böll, Fundar, Greenpeace, el Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés), Equidad de Género: Ciudadanía, Trabajo y Familia y Transparencia Mexicana.

Categorías