Confronta barco de Greenpeace a buque de exploración de petróleo en el Ártico ruso

Boletín de prensa - 13 agosto, 2013
Exigen activistas a la petrolera Rosneft detener sus actividades en el Mar de Barents Disparan cañones de sonido que podrían matar o dejar sordos a especies marinas como las ballenas

Agosto 13, Mar de Barents. El rompe hielo de Greenpeace ArcticSunriseconfrontó hoy a un buque sísmico en el Mar de Barents, al norte de Rusia, en protesta contra el gigante del petróleo ruso Rosnetf que se prepara para perforar por crudo en el Ártico. 
Esta mañana, mientras que el buque contratado por Rosneft, el AkademicLazarev comenzó a disparar bajo el agua sus cañones de sonido -por encima de los 250 decibeles- en el bloque de la licencia de Fedynskiy, Greenpeace se acercó a la embarcación y le exigió detener sus operaciones inmediatamente. 

A medida que Greenpeace avanzaba hacia el Akademic, los activistas se comunicaron por radio con el capitán de la otra embarcación, exigiendo el cese de las operaciones de la misma, y para cuestionar a toda la tripulación sobre los detalles de su expedición, incluyendo información referente a los impactos y riesgos para la vida marina.Asimismo, explicaron que los trabajos sísmicos están sentando las bases para potenciales desastres de proyectos petroleros. En los próximos días, la organización ambientalista continuará protestando contra este buque en el mar.
Rosfnet firmó recientemente acuerdos de perforación en el Ártico con otras compañías internacionales incluyendo a ExxonMobil, BP y Statoil. Actualmente realiza operaciones en el citado bloque, el cual abarca una zona de 38,000 km2 en la parte sur libre de hielo del mar de Barents,

“La tripulación confirmó vía radio que está operando en nombre de Rosneft y negó que estuviera causando algún daño a la vida marina, sin embargo, los 200 decibeles que alcanzan los ca��ones de aire que utilizan dicen otra cosa. Las pruebas sísmicas pueden dañar el oído de ballenas y otras especies, incluso pueden llevar a la muerte”, aseguró ChristyFerguson, la responsable de la campaña por el Ártico de Greenpeace, desde el puente del ArcticSunrise. “El capitán se negó a hablar de esto y cortó la comunicación de inmediato”.

Las pruebas sísmicas utilizan ondas de sonido generadas por cañones de aire que sirven para crear mapas detallados de las áreas submarinas, que determinan la ubicación de lugares para realizar perforaciones. Este tipo de actividades tienen importantes impactos en ballenas y en otro tipo de animales marinos. En el agua, el sonido por encima de los 180-190 decibeles es peligroso para los mamíferos marinos; si estos se encuentran a unos 450-500 metros de los cañones de aire -a 190 decibeles- quedarían sordos permanentemente.

Si están a unos 150 metros, donde el sonido alcanza los 245 decibeles, los animales morirán.El Mar Barents es hogar de narvales, ballenas de Groenlandia, morsas y osos polares. Greenpeace continuará su protesta contra este buque en el mar.

La paraestatal Rosneft es la compañía de petróleo más grande del mundo. Tiene licencias por un millón de kilómetros cuadrados en la superficie del Ártico, y planea realizar perforaciones exploratorias en 2014 en el bloque Vostochno-Prinovozemelsky-1, localizado a un lado del Parque Nacional del Ártico ruso.

“Rosfnet derrama cada año cientos de miles de barriles de petróleo –más que cualquier otra compañía en el mundo”, añadió Ferguson. “Ahora las petroleras occidentales se están asociando con la empresa en el Ártico para sacar provecho de sus pocas regulaciones, sus laxos estándares de seguridad, y evitar responsabilizarse por el daño ambiental que provocarán”.

El ArcticSunrise se encuentra en el Ártico ruso para exhibir y confrontar a las empresas rusas como Rosneft y a sus socios occidentales como ExxonMobil, Statoil, y BP, quienes se preparan para perforar en la región.

Greenpeace lucha por lograr una prohibición para perforar en las aguas del Ártico, y para lograr que el área deshabitada alrededor del Polo Norte sea declarada como santuario global, para esto creó el sitio www.salvaelartico.mx con el que se busca recabar cinco millones de firmas para llevar ante la Asamblea General de la ONU y promover la prohibición. Durante las próximas semanas, Greenpeace y millones de seguidores desafiarán a Rosfnet y a otras compañías, ya sea en el mar, en la tierra y en la web.

Hoy el Ártico está bajo ataque de petroleras como nunca antes. Conforme el  hielo del mar se derrite, las compañías están pensando por primera vez en ir más allá de la exploración y quieren comenzar a sacar crudo de las aguas todavía congeladas. Perforar por petróleo  en un ambiente tan hostil e impredecible como en el Ártico es muy arriesgado. Las compañías no tienen ninguna forma segura para prevenir o detener un vertido de crudo, ni mucho menos para contener ni limpiar un eventual derrame.

Para conocer la información de la campaña completa entrar a www.salvaelartico.mx

Facebook /Greenpeace México   Twitter: @Greenpeacemx

Para descargar el video y fotos  en alta resolución: http://greenpeace.mx/multimedia/

Carpeta: Salva el Ártico Subcarpeta: Confrontación buque ruso

Contacto de Prensa:
En México: 
Miguel Soto, coordinador de prensa. Teléfono 56879595 Ext. 103 y celular 0445514853578