Gas shale, una falsa solución energética para México: ONG’s

Boletín de prensa - 19 agosto, 2013
Alertan de impactos negativos sociales, económicos y ambientales

México, D.F.- México debe prohibir la explotación del gas shale porque violenta el derecho humano de acceso al agua, debido a que el procedimiento para su extracción requiere grandes cantidades del líquido, contamina los acuíferos y contribuye al calentamiento global, denunciaron organizaciones ambientalistas y de investigación que integran la Alianza Mexicana Contra el Fracking (1).

En conferencia de prensa, Claudia Campero de la organización Blue Project Planet y Food & Water Watch señaló que “de abrirse los 20 mil pozos anuales para extraer el gas shale que se están planteando, se requeriría una cantidad de agua equivalente a la del consumo doméstico de entre 4.9 y 15.9 millones de personas en un año”.

El gas shale -también conocido como gas de pizarra o de lutita- se encuentra atrapado en sedimentos de rocas en las que abunda un mineral llamado “esquisto” entre otros, y que se ubican en profundidades de mil a cinco mil metros. El proceso para su extracción se conoce como fractura hidráulica o fracking que consiste en perforar la roca mediante la inyección de una mezcla de  agua, arena y sustancias químicas a presión.

“Este proceso representa un riesgo para los acuíferos, que pueden ser contaminados con tóxicos vulnerando así el derecho humano al agua que se reconoce en el artículo 4° Constitucional”, añadió la coordinadora General de la Red de Acción por el Agua, Nathalie Seguin.

La Alianza Mexicana Contra el Fracking exigió a los legisladores que discuten la Reforma Energética que apliquen el principio precautorio en el tema del gas shale y prohíban su explotación debido a que numerosas investigaciones alertan sobre los elevados costos sociales, ambientales y económicos como consecuencia de la producción de este hidrocarburo. Francia y Bulgaria ya han prohibido el fracking por los impactos que genera.

“Pese a que en el gas shale sea una de las principales apuestas del gobierno federal y otros actores políticos y sociales en la próxima Reforma Energética, no es una opción sustentable para México. La fuga de metano (CH4) en los proyectos de gas de esquisto es superior en un 30 por ciento a los de gas natural convencional. Dado que el metano tiene un potencial de calentamiento global 21 veces superior al dióxido de carbono (CO2), existen serias dudas en torno a que el gas shale sea una energía de transición adecuada”, dijo Beatriz Olivera, coordinadora de la campaña de cambio climático y energía de Greenpeace México.

“Las experiencias en Estados Unidos, así como las primeras en México, muestran la baja rentabilidad de los proyectos. La industria gasífera estadounidense ha señalado que hasta el 80 por ciento de los pozos pueden resultar inviables económicamente debido a las complejidades técnicas de la explotación de este gas, lo que hace que el costo por pozo en México se sitúe entre 12 y 15 millones de dólares.  Además, la rápida declinación de los pozos -con una disminución de la producción de entre un 29 y un 52 por ciento anual-, supone la necesidad de realizar constantes inversiones de capital para mantener la producción. La propia Comisión Nacional de Hidrocarburos ha señalado que, ante los bajos precios del gas natural, la explotación del gas shale en nuestro país no sería rentable”, dijo Francisco Cravioto, investigador de Fundar, Centro de Análisis e Investigación.

“Los esfuerzos políticos y presupuestales deben enfocarse a la transición energética hacia fuentes limpias y renovables con pleno respeto de los derechos humanos y el cuidado del medio ambiente, en lugar de centrarse en proyectos caros y con fuertes afectaciones socioambientales que agravan el calentamiento del planeta. Es urgente que la Reforma Energética a discutirse en el Congreso siente las bases legales e institucionales para avanzar en esta dirección�� concluyó Claudia Campero.

Para más información sobre el gas shale y la Alianza Mexicana Contra el Fracking, favor de contactar:

  • Claudia Campero, Blue Planet Project y Food & Water Watch. E-mail: . Teléfono: 55 3015-6366
  • Nathalie Seguin, Red de Acción por el Agua México - FANMex.  E-mail: . Teléfono: 5511288747
  • Edith Martínez, Greenpeace México. E-mail: Teléfono: 5687-9595 Ext. 120 Cel. 55 39 39 35 99
  • Aroa de la Fuente, Fundar Centro de Análisis e Investigación. E-mail: . Teléfono: 55 543001 Ext. 118

Notas:

(1)     Asociación de Usuarios del Agua de Saltillo (AUAS); Blue Planet Project; Coalición de Organizaciones Mexicanas por el derecho al Agua (COMDA); El Poder del Consumidor; Encuentro Ciudadano Lagunero (ECL); Equipo Pueblo A.C.; Espacio Desc; FANMex Red de Acción por el Agua; Food & Water Watch; Frente Amplio Ambientalista; Fundar Centro de Análisis e Investigación; Greenpeace; Grupo de Estudios Ambientales A.C. (GEA A.C); Guardianes de los volcanes; La Vida Asamblea Veracruzana de Iniciativas de Defensa Ambiental; Medio Ambiente y Sociedad A.C.; Sendas A.C.; Además de investigadores de Flacso y el Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.