Superan emisiones de carbono nivel histórico global

Insuficiente el esfuerzo humano para frenar el cambio climático

Boletín de prensa - 13 mayo, 2013
- Llega nivel de dióxido de carbono a las 400 ppm, algo que no ocurría desde hace tres millones de años - [R]evolución energética debe ser la alternativa para que los gobiernos transiten del uso de combustibles fósiles a energías renovables para reducir GEI en el planeta

Amsterdam, Holanda.- El esfuerzo humano ha sido insuficiente para reducir las emisiones globales de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que incrementan el cambio climático y ponen a la humanidad en un grave riesgo, ya que se está perdiendo la carrera para que la población se adapte a las nuevas condiciones del clima global, advirtió Greenpeace ante el anuncio del incremento histórico de las concentraciones de dióxido de carbono (CO2) (1) en la atmósfera, que rebasaron el umbral de 400 partículas por millón (ppm). 

Las cifras dadas a conocer por el Instituto de Oceanografía Scripps de la Universidad de California en San Diego, indican que el nivel de 400 ppm sólo había sido reportado en estudios sobre el estado de la atmósfera hace tres millones de años, es decir, antes de que la humanidad evolucionara. Los científicos creen que este nuevo nivel, de mantenerse en los próximos meses de manera constante, augura cambios muy importantes en el clima y un mayor incremento en el nivel del mar. Si el ritmo de la última década continúa, el CO2 alcanzará 450 ppm en el año 2040. 

"Nuestra adicción a los combustibles fósiles nos ha hecho llegar a un umbral muy grave. Lo que a la naturaleza le llevó miles de años, al hombre le tomó poco más de un siglo. Tanto las compañías que promueven el uso de combustibles fósiles y los gobiernos que les permiten concretar aún proyectos de energía sucia, están impulsando el cambio climático hasta un punto de no retorno – sin tomar en cuenta que las soluciones de energía limpia están disponibles. Éste es el momento de quitar el pie del acelerador de los combustibles fósiles”, señaló Greg Muttitt, de Greenpeace Internacional.

“Que se hayan alcanzado las 400 ppm de CO2 en la atmósfera representa una señal de alerta para el mundo entero, porque las condiciones climáticas se están incrementando en grado e intensidad. Hoy, el cambio climático está alcanzando un ritmo en el que se está poniendo a prueba nuestra capacidad de adaptación de la especie humana y pone en grave riesgo a la biodiversidad del planeta, señaló Beatriz Olivera, coordinadora de la campaña de energía y cambio climático de Greenpeace en México. 

“Mientras los líderes de los países siguen creando tratados, comunicaciones y convenciones internacionales para acordar reducciones de GEI en la atmosfera, el cambio climático sigue avanzando y dejando cada año más impactos en diversas regiones del mundo. México no es la excepción porque 15% de su territorio y 68.2% de su población están son altamente vulnerables a los impactos del clima, lo que compromete 71% del PIB (2)”, agregó Olivera. 

Por ello Greenpeace sigue impulsando en más de 40 países, una revolución energética basada en energías renovables. El informe [R]evolución Energética: una perspectiva sustentable sobre la energía en México, muestra cómo el gobierno puede proteger el clima, impulsar la eliminación gradual de los combustibles fósiles y reducir las emisiones de CO2 al tiempo que garantiza la seguridad energética. 

“Greenpeace presentó La Reforma Energética que México necesita (3), que contiene los puntos que debe incluir la próxima reforma energética a discutirse. Si se pretende que ésta sea una reforma integral y no meramente petrolera, será necesario abandonar proyectos que incrementarán el cambio climático en México (4), e incentivar los que promuevan fuentes renovables de energía: proyectos solares, eólicos, geotérmicos y basados en mini hidroeléctricas. Este país necesita una verdadera reforma energética que garantice empleos, promueva un medio ambiente sano y garantice la seguridad energética para todos los mexicanos”, finalizó Olivera. 

Notas:

1.- El dióxido de carbono es un gas de efecto invernadero producido por procesos naturales y por las actividades humanas cotidianas, especialmente la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas natural. El ritmo del aumento depende en gran medida de la cantidad de toneladas de combustibles fósiles que se usan a nivel mundial. 

2.- A HERRON Colín, con el apoyo de Conagua, “Agua y Cambio Climático en México 2007-2012. Análisis y Recomendaciones a Futuro”, Página 7, Año 2012. Disponible en http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Contenido/Documentos/AyCCMex2007-2012.pdf.  Información tomada el 1 de mayo de 2013. 

3.- El Informe: “La reforma energética que México necesita” está disponible en el link: http://www.greenpeace.org/mexico/es/Footer/Descargas/reports/Clima-y-energia/La-reforma-energetica-que-Mexico-necesita/ 

4.- En el informe “Punto de no retorno”, Greenpeace documentó los 14 proyectos energéticos basados en combustibles fósiles, que de concretarse impulsarán el cambio climático hasta un Punto de No retorno. Entre estos proyectos se encuentra la explotación petrolera en aguas profundas del Golfo de México. Informe: “Punto de no retorno”: www.greenpeace.org/international/point-of-no-return/ 

Para mayor información contactar a Raúl Estrada, cel: 04455 4084 5326 / email:

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Greenpeace es una organización ambientalista, no gubernamental e independiente política y económicamente, pues no recibe donativos ni presiones de empresas, gobiernos ni partidos políticos. En la campaña de cambio climático y energía, Greenpeace promueve en todo el mundo una revolución energética que reduzca nuestra dependencia de los combustibles fósiles y mitigue los impactos del calentamiento global e inspira a la ciudadanía a hacer un uso más racional y eficiente de la energía que emplea en su vida cotidiana.