Contingencia ambiental: punta del iceberg de la crisis de transporte y movilidad: Greenpeace | Greenpeace México

Contingencia ambiental: punta del iceberg de la crisis de transporte y movilidad: Greenpeace

Boletín de prensa - 17 marzo, 2016
Ciudad de México.- Repensar y homologar el sistema de restricción vehicular “Hoy No Circula” puede ayudar a resolver la contingencia ambiental pero no de forma permanente ya que esta medida no va al origen del problema que es un sistema de movilidad que tiene como eje de su planeación y desarrollo al auto.

“Sacar autos de circulación un día por un lado, y por el otro seguir construyendo infraestructura para el uso de vehículos particulares son medidas contradictorias, entendibles de tomar sólo en un escenario de comedia como el de Los Tres Chiflados (1); lo que el presidente de la República, el jefe de gobierno de la Ciudad de México y el gobernador del Estado de México deben hacer es rediseñar de fondo el modelo de transporte en el Valle de México”, afirmó Gustavo Ampugnani, líder del proyecto de Megaciudades de Greenpeace México.

“La contingencia ambiental que se ha mantenido por varios días en el Valle de México es la punta del iceberg, pero lo que está debajo es una crisis de movilidad y si queremos que la gente deje de usar el auto, no un día, no por imposición, sino como una práctica común y basada en el convencimiento, es necesario garantizar una movilidad basada en transporte público masivo, suficiente y eficiente, seguro y con conectividad entre los diversos sistemas incluso los no motorizados como el uso de bicicletas y el caminar”, abundó Ampugnani.

Como medidas inmediatas, desde Greenpeace consideramos necesario sacar de circulación los vehículos oficiales que no cumplan con emisiones limpias, salvo los de emergencia y seguridad pública; habilitar más unidades de RTP en las rutas con mayor demanda de servicio y en los Centros de Transferencia Modal (CETRAMS), particularmente en Pantitlán, Indios Verdes y el Rosario.

Esta contingencia por la pésima calidad del aire que se ha tenido en los días recientes en la Ciudad es una oportunidad para que Miguel Mancera, Eruviel Ávila y Enrique Peña Nieto, se pongan de acuerdo en lo que conviene a la ciudad, al país y a sus habitantes en términos de salud y calidad de vida y además de resolver lo inmediato, trabajen con una visión a largo plazo.

No necesitan reinventar el hilo negro, existen estudios como los del Centro Mario Molina (2) que propone el incentivar el uso de tecnologías vehiculares limpias y más eficientes, por ejemplo sistemas de transporte público eléctricos e híbridos, además de impulsar políticas de desarrollo territorial, para contener la expansión de la mancha urbana, entre otras.

Las soluciones están ahí, reconocemos que no son inmediatas pero ante la emergencia no podemos negar que son necesarias. Demandamos de nuestros gobernantes voluntad y liderazgo para dar inicio a esta trasformación del modelo de movilidad en el Valle de México.

Notas:

(1) Los Tres Chiflados fue un grupo de comediantes estadounidenses surgido en los años 20's.

(2) http://centromariomolina.org/mejorar-la-calidad-del-aire-en-el-valle-de-mexico-es-urgente-y-un-gran-reto-para-la-sociedad/

Mayor información comunicarse con Angélica Simón, coordinadora de comunicaciones al 0445540845320 y al correo  TW: @PrensaGPMX