A dónde va tu dinero

Los donativos que tú y muchos otros socios en todo el país nos brindan se destinan principalmente a nuestras cinco campañas prioritarias: clima y energía; bosques y selvas; transgénicos y agricultura sustentable; océanos y costas y tóxicos.  

Esto es lo que hacemos en cada una de estas campañas:

  • investigamos el estado de la cuestión;
  • elaboramos documentos;
  • generamos propuestas de solución;
  • denunciamos los problemas;
  • trabajamos con diversos actores sociales -tomadores de decisiones, legisladores, comunidades, organizaciones, académicos, entre muchos otros-;
  • vamos directamente al lugar de los hechos y tomamos testimonios de primera mano;
  • exponemos públicamente -mediante una variada gama de herramientas- el tema en que estamos trabajando e invitamos a la ciudadanía a actuar, entre muchas otras actividades.

Hacer campañas consume la mayor parte de tus donativos. Cuatro áreas están dedicadas de tiempo completo a trabajar para ganar estos grandes temas: acciones, campañas, comunicación y niños y chavos.

Para que nuestra oficina funcione, otra parte de los recursos se destina a los gastos de operación y administración cotidianos de una oficina: la renta de la oficina, el pago de los servicios, el pago de los recursos humanos, entre otros rubros.


Y una parte más se destina a continuar generando recursos: el ser autosuficientes económicamente nos demanda trabajar de manera permanente en el rubro de recaudación de fondos, lo mismo buscando espacios donados para campañas publicitarias que en las calles y diversos centros comerciales y establecimientos invitando a la gente  a hacerse socia de nuestra organización. El área de procuración de fondos también lleva el mandado verde.

Vale la pena señalar que hay una porción importante del trabajo que Greenpeace cotidianamente lleva a cabo que no es pagada: se trata del trabajo voluntario de decenas de personas que si bien no pueden hacer un donativo económico, hacen traducciones, participan en nuestras demostraciones directas no violentas, reparten materiales, hacen trabajo de oficina, entre muchas otras cosas. Su aporte en trabajo también es esencial para nuestra organización.

Como puedes ver, tu donativo es muy importante. ¡Muchas gracias por ser Greenpeace!