Reunión anual de socios 2011 | Greenpeace México

Reunión anual de socios 2011

Página - 23 marzo, 2011
Discurso de bienvenida de Patricia Arendar, Directora ejecutiva de Greenpeace México, a la Reunión anual de socios 2011.

© Greenpeace / Teresa Osorio

¡Gracias a todas las personas que hacen posible nuestro trabajo!

Me da mucho gusto llegar a esta cita de reencuentro con ustedes, especialmente este año, porque tenemos muchas cosas buenas que reportar y compartir, en materia de trabajo de campañas, de crecimiento en la capacidad de movilización de la oficina por todo el país y de capacidad para estar en diversos lugares haciendo trabajos distintos, todos ellos fundamentales para lograr los objetivos de nuestra organización.

También, porque 2010 fue un año en el cual nuestras acciones y nuestras actividades le dieron la vuelta al mundo a través de los más influyentes medios nacionales e internacionales y en el cual nuestra presencia en medios se duplicó con respecto al 2009.

Como les comenté hace un año, 2010 era fundamental para Greenpeace México, debido a la realización de la COP en nuestro país y la oportunidad que brindaba esta situación para que nuestra organización adquiriera mayor visibilidad y logros de campaña.

Esto significó, entre otras cosas, que prácticamente toda la segunda mitad del año todas las áreas de la oficina, los campaigners y los voluntarios nos centramos en trabajar la problemática del cambio climático desde diversos ángulos: discusiones y reuniones políticas, promoción de la revolución energética, trabajo de divulgación, gira del camión solar, investigaciones sobre impactos, elaboración de documentos, monitoreo de la política energética y forestal, realización de acciones, caminatas,  foros, entrevistas, por mencionar sólo algunas.

En todas estas grandes y pequeñas actividades, esfuerzos y campañas de nuestra organización, tu apoyo fue fundamental.

Juntos salimos a caminar para exigir congruencia entre el discurso y la política energética y forestal del país. Juntos, corrimos por el clima, enviamos mensajes a los delegados reunidos en el Moon Palace, nos vimos en Veracruz con el Arctic Sunrise y en distintos estados del país con el Girasol. Además,  nos visitaste en la oficina, fuimos a Xochitla y constantemente tus mensajes de aliento fueron fundamentales para inspirarnos y continuar haciendo nuestra labor. Por supuesto, tu donativo y tu constancia como socio nos permiten hacer todo este trabajo. De verdad, muchas gracias.

El director de campañas, Gustavo Ampugnani, les dará un reporte puntual de lo que fue un año de trabajo para la COP y nuestra evaluación sobre los resultados del mismo.

Además del reporte del 2010, que cada campaña y cada área les presentarán, me gustaría comentarles a grosso modo que durante el 2011  Greenpeace va a trabajar fuertemente en la promoción de soluciones en dos temas muy concretos: el de bosques, donde promoverá la cero deforestación a través del manejo forestal comunitario, y la creación de reservas marinas, a fin de darle un respiro a nuestras agotadas pesquerías. El trabajo con consumidores es también uno de los proyectos centrales para desarrollar en este año.

Por lo tanto, para lograr una fuerte incidencia en estos temas necesitamos ser muchos, estar juntos y participar activamente en nuestras demandas.

También, estamos en la recta final de la actual administración gubernamental. Una más que llegó con grandes declaraciones en favor de la protección del ambiente y que será tristemente recordada por:

  • haber aprobado las siembras experimentales y ahora piloto de maíz transgénico,
  • haber aprobado la construcción de 27 mil cuartos de hotel en Cabo Pulmo, un frágil ecosistema desértico caracterizado por la escasez de agua,
  • por impulsar la exploración de petróleo en aguas profundas, el secuestro geológico de carbono y la quema de carbón,
  • por haber dilapidado miles de millones de pesos provenientes de nuestros impuestos en un programa mediático e inútil para detener la deforestación, el Proárbol,
  • por la constatación, a lo largo y ancho del país, de la alta vulnerabilidad que tenemos frente a los fenómenos metereológicos y la parálisis oficial para revertir esta situación.
  • por el deterioro imparable de nuestros ecosistemas, evidente y palpable para cualquiera de nosotros cuando recorremos el país.
  • por la aprobación de proyectos de minería en favor de corporaciones y en contra de las comunidades.
  • por su ineficacia y desinterés en proteger los manglares que aún nos quedan.

Entre muchos otros sucesos lamentables que están deteriorando la  situación del país.

Para tener una idea muy completa de lo que ha ocurrido en la presente administración en materia de medio ambiente, Greenpeace este año va a presentar un documento de balance que señale  lo avanzado, lo retrocedido, lo pendiente, lo urgente en materia de política ambiental.

Este balance nos permitirá delinear y definir los puntos centrales de una propuesta ambiental que Greenpeace entregará a los futuros candidatos presidenciales.

Con este balance y los pendientes, demandaremos a los políticos en campaña incorporar lo ambiental a su agenda y establecer compromisos claros sobre el futuro de los grandes problemas ambientales.

Me gustaría comentarles que este trabajo es muy importante, porque estamos entrando en la recta final de una administración que sólo es verde en el discurso y tememos que en estos dos años las malas decisiones en materia ambiental se multipliquen.

Por ejemplo, este principio de año, comenzamos con tres buenas noticias, la aprobación de dos leyes estatales para la protección de maíz criollo en Michoacán y Tlaxcala y el rechazo de las siembras piloto de maíz transgénico en Sinaloa.

Sin embargo, en este mes de marzo se aprobó la siembra piloto de maíz transgénico en Tamaulipas, y se autorizó el megadesarrollo turístico Cabo Cortés, que arrasará con Cabo Pulmo, zona protegida, patrimonio de la humanidad y uno de los arrecifes más productivos y mejor conservados del país.

La aprobación del proyecto Cabo Cortés, y la impugnación que Greenpeace hizo del mismo, provocaron reacciones por parte de la autoridad ambiental que hoy quiero compartir brevemente con ustedes.

A lo largo de las dos pasadas semanas, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) emitió al menos 6 boletines de prensa con los cuales buscó  "responder " a los cuestionamientos de Greenpeace a Cabo Cortés.

Lamentablemente, lo que hizo dicha Secretaría a través de esos comunicados fue descalificar a la organización, buscando desviar la atención del hecho de que aprobó la construcción de una ciudad en una zona sumamente frágil y desértica. Los comunicados de Semarnat fueron subiendo de tono, en ellos se afirmó que:

  • Greenpeace intenta confundir a la ciudadanía.
  • GP desprecia las normas ambientales mexicanas.
  • Greenpeace ataca al gobierno por aplicar la ley, con lo que demuestra su intolerancia y radicalismo y que no soporta que alguien tenga una opinión distinta.
  • Gp desprecia el estado de derecho y la legalidad.
  • GP utiliza argumentos simplistas de protección ambiental cuando hay discusiones que son legales más que ambientales.


Estas desafortunadas y desproporcionadas expresiones nos resultaron sorprendentes, no sólo por agresivas e innecesarias, sino por el contexto en el que se dan:  un gobierno que llega al final de su administración fuertemente cuestionado en muchos ámbitos y que se rehúsa a escuchar esos cuestionamientos.

La andanada de boletines que descalifican a Greenpeace vino también acompañada de llamadas telefónicas de personal de la Semarnat amenazando con demandarnos. Rasgos de intolerancia nunca antes vistos en nuestro trabajo.

Greenpeace hizo pública esta situación. Al día de hoy, les comento que la Semarnat se ha retractado parcialmente de lo dicho, sin embargo, el síntoma es malo y nos preocupa.

A pesar de estos sucesos, Greenpeace no va a detener su trabajo para proteger los ecosistemas ni su tarea de denunciar claramente cuando las autoridades ambientales toman decisiones erróneas para el medio ambiente, favoreciendo a las corporaciones privadas.

Pero para hacer esta tarea y tener una voz muy fuerte, es fundamental que estemos juntos, que sumemos. Este es el contexto en el que estamos.

Me interesaba mucho compartirles esta situación para que estemos todos alerta.

Cabe señalar que esto no es exclusivo de México. Ustedes recordarán que en la COP 15, 4 integrantes de Greenpeace pasaron 21 días en prisión por sacar una manta con el mensaje Los políticos hablan, los líderes actúan. Aunque ellos están libres, el juicio en su contra continúa y esta semana un juez de Copenhague se pronunció y amenazó con nuevamente llevarlos a prisión.

Ya para cerrar esta intervención, quiero decirles que hoy nuestro trabajo no sólo se focaliza en proteger el medio ambiente, sino que también trabajamos para  impedir  y para que no nos quiten nuestro derecho a expresarnos, a disentir y a actuar juntos.

Muchas gracias por su tiempo y por ser Greenpeace

Rendición de cuentas

Categorías