Sprite y su proveedor NO sostenible

Noticia - 17 agosto, 2017
La Moraleja deforestó 3.000 hectáreas ilegalmente entre 2010 y 2014 justamente en esos bosques nativos protegidos por la Ley de Bosques donde estaba prohibido deforestar. Esos bosques nativos están cerca del Parque Nacional El Rey y la Reserva Nacional Pizarro, en un área de transición entre el Bosque Chaqueño y la Selva de Yungas. Es un área de transición de la naturaleza clave considerada Área de Conservación de alto valor. Deforestar ahí no solo era ilegal, era una completa destrucción de la biodiversidad de esa área.

Greenpeace no es la única organización que sostiene que Sprite y su proveedor no tienen prácticas sustentables. En Noviembre 2017 La Moraleja S.A. perdió su certificación de producción sostenible de Rainforest Alliance debido a haber deforestado bosques nativos de Alto Valor de Conservación.

En Enero 2018, la resolución 56/2018 del Ministerio de Ambiente de la Nación Argentina, publicada el 24 de enero en el Boletín Oficial, respaldó el principio de no regresión ambiental, garantizado por la Constitución Nacional; declaró ilegales los 32 permisos otorgados para deforestar en áreas protegidas (150.000 hectáreas) e instó a la provincia a suspender su ejecución y reforestar los desmontes ya realizados. Entre esas fincas, se encuentra La Moraleja.

Tener una política de sustentabilidad y comprarle a empresas vinculadas con la deforestación ilegal, es incoherente.

 

Temas