Corea del Sur promete abandonar la energía nuclear y el carbón

Noticia - 21 junio, 2017
Busan, Corea del Sur, 21 de junio de 2017 - El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, prometió cancelar nuevos proyectos nucleares, no extender la vida de viejos reactores y cerrar diez centrales de carbón. Se trata de un cambio global y significativo para el país asiático, que es uno de los principales productores nucleares del mundo.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, prometió cancelar nuevos proyectos nucleares, no extender la vida de viejos reactores y cerrar diez centrales de carbón.

 

"El anuncio de Moon es una respuesta clara a las demandas de los surcoreanos, que exigieron una transición energética durante mucho tiempo. Es un día histórico y marca el primer paso hacia una democracia energética", dijo Daul Jang, miembro de la campaña de Clima y Energía de Greenpeace Asia del Este. Se trata de un cambio global significativo para Corea del Sur, que es uno de los principales productores nucleares del mundo.

La declaración del presidente Moon se realizó el lunes durante la ceremonia oficial de cierre definitivo de Kori-1, la central nuclear más antigua del país, que operó por más de 40 años. En su discurso, Moon dijo que se centrará en el desarrollo de las energías eólica y solar, y definió a las energías renovables como “el nuevo motor del crecimiento”. También mencionó el cierre del reactor Wolsung 1, y prometió una consulta pública para decidir el destino de dos nuevos reactores, Shin Kori 5 y 6, que están actualmente en construcción [1].

"Vivimos en un mundo diferente al de los años 70, cuando la energía nuclear comenzó en Corea. El desastre de Fukushima, el terremoto de magnitud 5,8 en Gyeongju en 2016 y la contaminación por polvo fino en las grandes ciudades fueron llamados de atención. La energía nuclear y el carbón son claramente dos de los recursos energéticos más inseguros y contaminantes ", afirmó Jang.

En enero de este año, un innovador estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Harvard y Greenpeace arrojó que para 2030 podrían salvarse aproximadamente 50 mil vidas al año si no se construyen nuevas centrales eléctricas a carbón en el sudeste asiático, Corea del Sur, Japón y Taiwán. [2]

El anuncio de Moon también contribuye a que Corea del Sur cumpla su meta climática del 37% para 2030, como se indica en el Acuerdo de París [3]. El viernes, en la reunión del Banco de Inversiones asiáticas, Moon mencionó un objetivo de 20% de energía renovable para 2030.