Cumbre del Clima en Durban: los políticos escucharon a las empresas contaminadoras

Finalizó la 17° Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático

Agregar un comentario
Noticia - 12 diciembre, 2011
12 de diciembre, Durban - Las conversaciones climáticas de las Naciones Unidas en Durban finalizaron de la misma manera en que comenzaron: sin éxito. Los gobiernos decidieron escuchar las demandas de las empresas contaminadoras, en vez de abrirse a los pedidos del pueblo, fallaron en reforzar medidas favorables al clima acordadas previamente y evitaron establecer nuevas reglas globales para abordar el problema del cambio climático

Voluntarios de Greenpeace, vestidos como los representantes de empresas contaminantes, "celebran" con champagne, brindando por su triunfo en la destrucción del medioambiente © John Robinson / Greenpeace

A pesar de las múltiples reuniones realizadas ayer en los pasillos del centro donde se celebraba la conferencia, las empresas contaminadoras ganaron esta ronda de conversaciones con un grupo de políticos que demostraron hacer muy poco para progresar en el logro de un acuerdo global para combatir el cambio climático.

Hace dos años, en Copenhague, EE.UU. los gobernantes prometieron crear un fondo de 100 mil millones de dólares para ayudar a los países con menos recursos a adaptarse y mitigar el cambio climático. Pero, este mes, llegaron a Durban solamente con intenciones de diseñar algún método para recolectar y distribuir el dinero. Y resultó que ni siquiera lograron hacer eso.

Si bien los detalles de las conversaciones pueden ser complejos, la verdad es simple. Estamos muy lejos de donde necesitamos estar para evitar un cambio climático catastrófico.

Por el momento, uno de los principales bloqueadores del éxito en las conversaciones son los EE.UU., quienes están claramente operando en la licitación de los carteles de carbono. Sus negociadores no  tienen en su lugar en la sala. Otros gobiernos poderosos, y que resultaron bloqueadores, son China, e India, quienes deberían haber maniobrado y unido juntos al sector de  los países más vulnerables para hacer realidad progresos reales.

"La triste noticia es que los bloqueadores, liderados por los EE.UU, tuvieron éxito a la hora de insertar una cláusula de recisión de vital importancia que fácilmente podría evitar que el  próximo acuerdo climático sea legalmente vinculante. Si ese camino se continúa podría ser desastroso. Y, dado que está previsto que el acuerdo sea implementado "a partir de 2020", no queda tiempo para incrementar el alcance de las reducciones de carbono en esta década en la cual, de acuerdo con los científicos, las emisiones deberían llegar a su pico", declaró Kumi Naidoo, Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional.

"Los gobernadores que se están retirando de las conversaciones de la ONU deberían estar avergonzados. Nos preguntamos cómo será para ellos volver a sus hogares y ser capaces de mirar a los ojos de sus hijos y nietos. Ellos nos han defraudado y su fracaso se mide en las vidas de los pobres, los menos responsables pero más vulnerables a la crisis climática global".

Kumi Naidoo, director ejecutivo de Greenpeace Internacional (izquierda) al momento de ser expulsado de las instalaciones de la COP 17. © Shayne Robinson / Greenpeace

 

Días atrás, más de cien activistas de Greenpeace y las organizaciones 350.org, Amigos de la tierra y AVAAZ, entre otros, realizaron una protesta durante dos horas fuera del salón de conferencias. El director de Greenpeace, Kumi Naidoo, encabezó la manifestación de activistas que gritaron "¡Justicia climática ahora!" y mostaron  mensajes como: “No maten a Africa”, “De pie con África” y “Posición firme de África”. 

La protesta tuvo como objetivo "inyectar sentido de urgencia al proceso" pero al poco tiempo las autoridades de Naciones Unidas escoltaron fuera del edificio sede a Naidoo y a nueve activistas más de Greenpeace, a quienes les quitaron sus acreditaciones y les prohibieron el acceso al edificio durante el resto de la cumbre.

Después de ser expulsado de Kumi declaró: "Es una ironía brutal que mientras expulsan a la gente que pide medidas urgentes para proteger el clima y salvar vidas, la delegación de Estados Unidos siga teniendo el camino libre para obstruir cualquier progreso en las negociaciones".

Para conocer cuáles eran las demandas de Greenpeace a los gobiernos reunidos en la Cumbre del Clima, hacé click aquí.

 

No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Para publicar un comentario es necesario estar registrado.