G20: La apuesta de Argentina, Irán y Corea del Norte por la energía nuclear

Noticia - 7 julio, 2017
Buenos Aires - En el marco de la cumbre del G20 en la ciudad alemana de Hamburgo, cuyo lema es "Construir consensos para un desarrollo justo y sustentable", Greenpeace publicó el informe Comparativa de los costes de producción eléctrica renovable, nuclear y fósil en los países del G-20 (1) sobre cómo las energías eólica y solar serán las formas más baratas de generación energética en todos los países miembro del G20 para el año 2030.

En plena reunión del G20, la organización ambientalista insta al presidente Mauricio Macri a cumplir con los compromisos asumidos en París, fomentar las energías renovables y abandonar los acuerdos nucleares.

 

Argentina debe seguir el lema de la cumbre, abandonar acuerdos nucleares y dejar de invertir en formas de energía sucias, peligrosas y obsoletas cuando existen alternativas más limpias, baratas, rápidas y seguras”, dijo Martín Prieto, Director Ejecutivo de Greenpeace Argentina. El G20, como dice el lema de esta cumbre tiene la responsabilidad de enviarle al mundo la señal de que acelerar la transición hacia energías limpias no sólo es lo correcto para el clima y el planeta, sino también para la economía. Sin embargo, Argentina es uno de los diez países firmantes del Acuerdo de París -junto a Corea del Norte e Irán- en mencionar a la energía nuclear como parte de sus planes para reducir las emisiones de carbono.

El estudio también arrojó que desde 2015 en casi la mitad de los países del G20 la energía renovable es más barata o igual en precio a la electricidad generada por carbón o plantas nucleares. "La protección climática tiene cada vez más sentido económico para todo el G20, y especialmente para nuestro país que cuenta con grandes fuentes de energía renovable”, continuó Prieto. Las inversiones mundiales reflejan los resultados del estudio de Greenpeace. Cifras de la ONU (2) revelan que en 2016 las inversiones en energías renovables doblaron en cantidad a las inversiones en centrales eléctricas convencionales.

"Cualquier país del G20 que aún está invirtiendo en carbón y plantas nucleares está gastando su dinero en una tecnología que no será competitiva en los próximos años. Es el caso de Argentina, que continúa apostando a la energía nuclear y a yacimientos petroleros que aumentarán el cambio climático”, agregó Prieto. “El presidente Macri anunció que el 2017 es el año de las energías renovables en Argentina, por lo que estos proyectos van en contra de sus dichos oficiales.

Notas:

  1. Comparativa de los costes de producción eléctrica renovable, nuclear y fósil en los países del G-20 (en inglés)

  2. Estudio de la ONU sobre las tendencias mundiales en la inversión en energías renovables