Greenpeace entregará por segundo año el premio a la mejor película ambiental en el Festival de Mar del Plata

Noticia - 25 octubre, 2018
Buenos Aires, 25 de octubre 2018 - Greenpeace estará presente por segunda vez en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, que del 10 de noviembre al 17 de noviembre celebrará su edición número 33. El anuncio tuvo lugar en la presentación oficial de la programación del icónico festival. La organización ambientalista premiará a la película que mejor refleje el cuidado del medioambiente y la no violencia, valores que defiende en todo el mundo hace más de 40 años.

Greenpeace estará presente por segunda vez en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

 

“Queremos premiar a la lucha pacífica y al activismo ecológico en el cine, bases de la identidad de Greenpeace. El lenguaje cinematográfico permite generar conciencia de una manera única. Los realizadores que apuestan a retratar esta temática merecen un reconocimiento especial, ya que son verdaderos activistas ambientales”, dijo Fernando Avellaneda, de Greenpeace Argentina.

La estatuilla, diseñada por el artista Ernesto Aragón, será entregada en la ceremonia de premios no oficiales. El jurado tendrá como presidente al director cinematográfico Marcelo Piñeyro y estará conformado por las actrices Elena Roger y Romina Gaetani, profesionales del cine con un fuerte compromiso con el medioambiente.

El año pasado el film ganador del Premio Greenpeace fue “Chaco” de los directores Danièle Incalcaterra y Fausta Quattrini, que participó del Festival en la Competencia Latinoamericana y tuvo como eje central a los bosques nativos y a los pueblos originarios. Greenpeace, además, cuenta con presencia en otros festivales internacionales de cine como San Sebastián, donde desde 2015 entrega el premio Lurra (Tierra, en Euskera) a la producción audiovisual que refleje los valores de defensa del planeta y la paz.

A lo largo de nuestras vidas aprendimos a dejarnos llevar por el cine y a ilusionarnos a través de las películas. El cine es un poderoso creador y amplificador de mensajes, y la lucha medioambiental merece llegar a todos los públicos. Así, la lucha contra el cambio climático y la protección de los bosques nativos y los océanos pueden llegar de una manera creativa a más personas, finalizó Avellaneda.