Greenpeace exigió a Eternit la total remediación del basural tóxico ubicado en la Cuenca Riachuelo

Noticia - 14 marzo, 2011
Buenos Aires, 14 de marzo 2011- Activistas de Greenpeace reclamaron frente a la planta de la empresa Eternit, por la adecuada disposición de los residuos de asbestos (amianto), una sustancia comprobadamente cancerígena, dispuesta de manera clandestina en un predio ubicado en el Partido de La Matanza. La organización ambientalista denunció días atrás, la presencia de esta sustancia altamente tóxica, sin ningún tipo de medida de seguridad, sobre y bajo la superficie de un predio perteneciente a esta empresa.

Activistas de Greenpeace en la puerta de Eternit exigieron a la empresa que remedie el basural tóxico de la Cuenca Riachuelo.

Una docena de activistas reclamaron hoy en la Planta de Eternit, para que la empresa se haga responsable de la disposición segura de los residuos de asbesto y de la remediación total del predio ubicado en González Catán. Los activistas con remeras y carteles con la leyenda “Eternit Envenena La Matanza”, entregaron volantes a los empleados de la empresa, con el fin de advertir sobre las irregularidades que cometió Eternit, poniendo en riesgo la salud de la población y exigir la urgente intervención en el predio.

De acuerdo al informe “Residuos de asbestos en la Cuenca Matanza Riachuelo”(1), presentado días atrás por los ambientalistas, fueron tomadas muestras de los grandes trozos de lodo que se observan en la superficie del predio, como así también de los escombros hallados en una excavación realizada al azar, además de muestras de suelo. Los análisis cualitativos realizados por el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), arrojaron presencia de asbestos, variedad Crisotilo (amianto blanco) y los análisis cuantitativos de los escombros, realizados en Texas, Estados Unidos (2), demostraron la presencia de Crisotilo en una proporción del 30%.

El asbesto es una sustancia altamente peligrosa, prohibida en 52 países, incluida Argentina desde 2003, por sus comprobados efectos nocivos sobre la salud humana. El informe, sostiene que estos residuos fueron dispuestos a partir de 1998, cuando la entonces Secretaría de Política Ambiental de la Provincia de Buenos Aires (3), autorizó el predio para la construcción de una celda de seguridad. “El predio poco se asemeja a una celda de seguridad. No cumple con la señalización exigida para residuos peligrosos, ni con la franja perimetral que se establece por Ley, tampoco cumple con la cubierta reglamentaria para aislar los residuos del ambiente. Si bien encontramos una membrana durante la excavación, los residuos se siguieron tirando encima de ella. Es escandaloso como han dejado estos residuos altamente peligrosos” expresó Felix Cariboni, integrante de la Campaña Riachuelo de la organización.

Los ambientalistas destacaron que este basural tóxico evidencia, una vez más, que la calamitosa situación ambiental y social de la Cuenca, no se reduce únicamente a la contaminación de los cursos de agua del Riachuelo, sino que se expande sobre todo el territorio afectando la salud y calidad de vida de la población. “Eternit debe hacerse responsable de manera urgente de la remediación del predio y la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), debe verificar y controlar las tareas de recomposición, además de implementar de una vez por todas,  un verdadero plan integral de saneamiento sustentado en el ordenamiento ambiental del territorio que regule, coordine y proteja los espacios de la cuenca”. manifestó Consuelo Bilbao Coordinadora de la Campaña Riachuelo de Greenpeace.

Notas:

(1)   Para leer en informe “Residuos de Asbestos en la Cuenca Matanza Riachuelo” hacé click aquí

(2)   Laboratorio Omni Environmental Inc  con acreditación ISO/IEC 17025:2005.   

(3)   Actual Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible



--

Exigí a Eternit que disponga de manera segura los residuos de amianto en su predio y termine con el basural tóxico en la Cuenca. Hacé click aquí.