Greenpeace reclama por una Ley nacional para disminuir las inundaciones

Noticia - 18 septiembre, 2015
Activistas de Greenpeace en las ciudades de Rosario, Paraná, Córdoba, Salta, Mendoza, Mar del Plata, Posadas, Buenos Aires, Misiones y Bahía Blanca tomaron fotografías tras un acrílico que simulaba un espacio inundado, y reclamaron a los diputados la urgente aprobación de la Ley de Humedales, que podría disminuir el impacto de las inundaciones y resguardar agua de calidad en lugares con escasez de lluvias. De no ser aprobado antes de fin de año, el proyecto perderá estado parlamentario.

Personas de todo el país se sumaron al pedido por una Ley de Humedales.

“Es imprescindible el apoyo de la ciudadanía de todo el país en el reclamo a los diputados, para que esta ley sea sancionada”, dijo Franco Segesso, Coordinador de Campañas de Greenpeace. “Por eso estamos pidiendo a las personas que se sumen a la campaña y reclamen a nuestros representantes en el Congreso de la Nación que aprueben esta ley”.

Donde hay excedente de agua, los humedales actúan como esponjas y ayudan a mitigar los efectos que provocan las lluvias, pero cuando se los rellena, por ejemplo, para construir emprendimientos inmobiliarios, pierden la capacidad de absorción. En los sitios donde falta el agua, estos ecosistemas, de encontrarse en buenas condiciones, funcionan como reservorios de agua. Por eso, al eliminar los humedales, las consecuencias de las inundaciones son mucho más graves. La Ley de Humedales regularía las edificaciones y otras actividades que afectan estos ecosistemas.

Según especialistas de las universidades públicas de Buenos Aires y San Martín, el relleno de humedales para la construcción de proyectos inmobiliarios aumentó significativamente en los últimos 10 años. Estos ecosistemas se convirtieron en “tapones” que, en lugar de absorber, retienen el agua que baja por arroyos y ríos.

La predominancia de los monocultivos, el  uso intensivo de agroquímicos, los canales artificiales en zonas agropecuarias y la deforestación también contribuyen a la pérdida de capacidad de absorción  del suelo y agravan los efectos de las inundaciones.

Las inundaciones registradas en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe ameritan que la Cámara de Diputados someta a discusión este proyecto de modo urgente, para  dar una solución estructural al indebido uso del suelo en zonas que debieran ser protegidas, no sólo por la riqueza de su biodiversidad sino también por los servicios ambientales que prestan a la sociedad en su conjunto”, señaló Segesso. 

LLamá a los diputados de las Comisiones de Ambiente y Presupuesto para que apoyen el proyecto de Ley de Humedales. Hacé click aquí.