¿Bosques en venta? Greenpeace cuestiona la validez del acuerdo que “alquila" bosques chubutenses a una Fundación Alemana.

Noticia - 4 enero, 2000

Greenpeace advirtió hoy que el acuerdo firmado el 25 de noviembre entre Chubut y una fundación Alemana no brinda ninguna certeza en cuanto a su capacidad de fijación de gases que afectan el clima y que tampoco ha sido evaluado ese proyecto a nivel nacional por los organismos creados a tal efecto.

Greenpeace considera que este acuerdo debió haber sido evaluado por la Oficina Argentina de Implementación Conjunta (OAIC), mecanismo previsto para la evaluación ambiental, técnica y económica de proyectos de este tipo. El acuerdo se conoció recientemente y el mismo ha sido firmado entre la Provincia de Chubut y una fundación alemana llamada Prima Klima. El objetivo del mismo es compartir el manejo de un área natural y obtener fondos mediante la certificación de la fijación de carbono durante 50 años. El área del proyecto comprende las cuencas de los lagos La Plata y Fontana en la zona de Precordillera Andino-Patagónica.(1)

"Las actividades forestales tienen enormes dificultades para garantizar resultados medibles y de largo plazo en cuanto a mitigación de gases que provocan el calentamiento global", explicó Juan Carlos Villalonga, Coordinador de la Campaña de Energía de Greenpeace. "Este tipo de actividades son las de más bajo nivel de confiabilidad y ofrecen una muy baja contribución a la resolución del problema del cambio climático".

Además de la gran incertidumbre que presentan este tipo de proyectos, Greenpeace cuestiona que el mismo no haya sido presentado ante la OAIC y su Comité Asesor, en el cual las organizaciones no gubernamentales (ONGs) de Argentina pueden emitir opiniones sobre esos proyectos. "Se ha obviado una etapa básica que es la explicitación del proyecto a nivel nacional, allí deben estar claros sus aspectos ambientales, niveles de fijación de carbono y los criterios técnicos utilizados para el desarrollo del proyecto" agregó Villalonga.

Los proyectos forestales son impulsados dentro de los mecanismos del Protocolo de Kioto (Convención de Cambio Climático) por su potencial uso como "sumideros" o fijación de carbono. Greenpeace cuestiona la lógica de priorizar estos proyectos ya que su alto nivel de incertidumbre no los hace eficaces para mitigar el cambio climático. Por el contrario, los proyectos tendientes a cambiar las fuentes energéticas, eliminando la quema de combustibles fósiles, son la única respuesta seria al calentamiento global.

Por lo general, los proyectos forestales son impulsados por parte de las compañías madereras con el objetivo de ampliar sus áreas de explotación y mejorar económicamente el negocio con el potencial negocio de los bonos de carbono. También las compañías petroleras impulsan estos proyecto como un modo de mostrase activas frente al cambio climático pero demorando las medidas de fondo que se deben adoptar que es el abandono de los combustibles fósiles.

El acuerdo firmado entre la Provincia de Chubut y la fundación Prima Klima de Alemania distribuye las ganancias por la venta de los bonos de carbono entre la provincia y dicha fundación en partes iguales. "Ese criterio es realmente conflictivo ya que la distribución de los certificados de reducciones de carbono no posee un criterio establecido a nivel nacional y, además se tratan de reducciones que corresponden al país, ya que deben afectar los inventarios de gases a nivel nacional y a las propias metas de emisión a nivel nacional" concluyó Villalonga.

Greenpeace reclama a las actuales autoridades a cargo de la Subsecretaría de Desarrollo Sustentable y Política Ambiental, la urgente reactivación de la OAIC y una rápida revisión de los acuerdos aprobados hasta la fecha y, en particular, de los acuerdos que avalan la operación entre el Gobierno de Chubut y Prima Klima.

(1) La Oficina Argentina de Implementación Conjunta (OAIC) fue creada por Decreto Nacional 822/98 ( Julio 1998) en el ámbito de la Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable de la Nación. La misma está conformada por un Comité Ejecutivo, un Comité Asesor y una Secretaría Permanente. En el Comité Ejecutivo participan distintos organismos del Estado Nacional y en su Comité Asesor, entidades empresarias, científicas y ONGs.