Cambio Climático: Greenpeace convoca a Shell a pasar a la acción.

Noticia - 5 septiembre, 2001

Energía Eólica: Planta offshore de Molinos.

Greenpeace dijo que la multinacional de origen angloholandés Shell debe pasar a la acción en forma urgente e invertir en el desarrollo eólico en la patagonia argentina. La propuesta de Greenpeace se enmarca en la campaña mediática que la corporación petrolera viene desarrollando en la Argentina, donde procura resaltar su compromiso social y ambiental.

Shell está alentando a la opinión pública a hacerle llegar opiniones acerca de su comportamiento empresarial. Greenpeace cree que el declarado compromiso ambiental de la compañía se debe manifestar en inversiones concretas en la Argentina.

Una intensa campaña de avisos publicitarios de la empresa Shell procura destacar un fuerte compromiso de esa compañía con el desarrollo de las energías limpias, la preservación del ambiente y la protección del clima. "Lo cierto es que se dice mucho y es muy poco lo que se hace realmente, las inversiones de Shell en energías renovables son insignificantes en comparación con sus inversiones anuales en el desarrollo de nuevas reservas de combustibles fósiles, algo que es absolutamente incompatible con la protección del clima global", explicó Juan Carlos Villalonga, encargado de asuntos energéticos de Greenpeace Argentina.

La actividad petrolera tiene una responsabilidad ineludible en la crisis climática global. La quema de combustibles fósiles es la principal causa del calentamiento global y la ciencia demuestra la necesidad de abandonar el uso de esos combustibles.

En un informe preparado por la organización ambientalista acerca de la actuación de Shell, se señala que algunas de las compañías petroleras, como es el caso de Shell y BP, "están ya manifestando su compromiso con el desarrollo de fuentes de energía limpia. A pesar de esto, invierten sumas insignificantes en energías renovables comparado con lo que anualmente destinan a la exploración y extracción de fósiles."(2)

"Estamos procurando que Shell se sume al desarrollo eólico en la Argentina, para ello le estamos planteando algunos proyectos que son factibles de desarrollar de manera inmediata", explicó Villalonga. "Estamos señalando dos proyectos en la Provincia de Chubut y otro en Buenos Aires, todos ellos serían posibles de desarrollarse rápidamente con la participación de una compañía como Shell".(2)

Greenpeace publicó un informe en el que vuelve a enfatizar la necesidad de alcanzar una potencia eólica instalada de 3000 MW (megavatios) en el año 2010. Esa meta alcanzaría para cubrir el 7% de la electricidad a escala nacional. Para el desarrollo de esa meta se estima necesario que grandes compañías de energía, como es el caso de Shell, se vuelquen al desarrollo de la energía del viento.(3)

La energía eólica es hoy una industria exitosa que suministra electricidad a millones de personas, crea decenas de miles de puestos de trabajo y genera miles de millones de dólares en inversiones. En los últimos cinco años el crecimiento de la energía eólica ha sido del orden del 31 % anual.

Greenpeace alienta a Shell, por su rol en el mercado argentino y su declamado compromiso con las energías limpias, una participación efectiva en el desarrollo de la energía eólica en Argentina.

Shell, como empresa líder en el sector, debe asumir su responsabilidad e invertir en el desarrollo de las energías limpias, como es el caso de la energía del viento en el Cono Sur. El compromiso de Shell con esta fuente de energía sería determinante para producir el despegue de la actividad y la movilización de otras empresas de energía en la misma dirección.

Shell es una de las compañías petroleras más importantes a escala global y en 1997 creó una rama dedicada al desarrollo de proyectos en energías renovables. Durante el año 2000, Shell comenzó a participar en algunos proyectos eólicos en Europa. "Estos gestos deben trasladarse a una acción global. El proceso acelerado de deterioro del clima exige de inversiones a gran escala que permitan que las energías limpias alcancen un papel preponderante en las próximas décadas. No hay otra solución frente al cambio climático", concluyó Villalonga.

(1) Ver "Shell Energía Eólica ¡Ahora!", Septiembre 2001, Greenpeace Argentina

(2)Los proyectos son: Potencia Sitio 50 MW Rada Tilly (Chubut) 100 MW Bahía Blanca (Buenos Aires) 60 MW Puerto Madryn (Chubut) (3) Ver "Energía Eólica: 3000 MW en el 2010", Greenpeace Argentina, Septiembre 2001.