"Ciudadano Carbón" quiere la dependencia del Sudeste Asiático

Noticia - 31 agosto, 2002

Reclamo a Favor de las Energías Limpias

Australia está utilizando trucos sucios para poder estar a la altura de su nombre como uno de los países del grupo los "Tres Sucios" tratando de bloquear el tratado contra el cambio climático. Australia está tratando de colocar un futuro basado en carbón, combustible fósil que intensifica el cambio climático, en Tailandia y otros países en vías de desarrollo, según el informe "Ciudadano Carbón", publicado hoy.

El informe, publicado por Greenpeace y el Instituto de Política Minera, examina las exportaciones de carbón de Australia hacia países asiáticos en vías de desarrollo. Es evidente cómo Australia intenta esclavizar a estos países a un futuro dependiente del carbón, uno de los combustibles fósiles que más intensifican el cambio climático.

Al mismo tiempo, Australia rehúsa ratificar el Protocolo de Kyoto poniendo como excusa que los países vecino asiáticos en desarrollo no reducen sus emisiones, cuando el porcentaje de emisiones de estos países es mínimo y tienen un nivel de desarrollo mucho menor que Australia.

El gabinete de ministros de Tailandia ha anunciado esta semana que ratificaría el Protocolo de Kyoto. "Australia está enganchado al carbón y ahora quiere extender su dependencia a países en vías de desarrollo," dijo Frances MacGuire, responsable de clima de Greenpeace. "En Australia el 90 % de electricidad viene del carbón, una de las razones por las que Australia tiene una de las mayores tasas de emisiones de gases de efecto invernadero por persona del mundo desarrollado", agregó.

Para Greenpeace, es una hipocresía que Australia no ratifique que el Protocolo de Kioto y quiera enganchar a Tailandia, reciente país firmante del Protocolo de Kioto, a un futuro dependiente de combustibles fósiles, a pesar del daño que hará para la forma de vida de las personas locales y el clima. En lugar de promocionar combustibles fósiles sucios en Tailandia, Australia debería exportar tecnologías limpias como viento y solar.

"El ciudadano Carbón" también examina el papel de Instituciones Financieras Internacionales como el Banco mundial, el Banco para el Desarrollo Asiático y la Agencia Australiana para el Desarrollo Internacional, que han financiado proyectos de combustibles fósiles en Asia.

Los habitantes de Ban Krut, donde las compañías extranjeras se proponen a construir una central térmica de carbón de 1400MW con carbón australiano, han hecho una fuerte campaña en contra del proyecto desde su inicio hace ocho años. Hoy, con la ayuda de Greenpeace Sudeste Asiático y una tripulación internacional del barco Arctic Sunrise, los habitantes instalaron una turbina eólica para el alumbrado eléctrico.

Greenpeace también extendió una pancarta donde se podía leer "La energía Limpia empieza aquí". Greenpeace pide al gobierno tailandés que rechace las dos plantas, lo cual ha sido demorado dos años, y que en lugar de estas plantas adopten una política nacional favorable a la energía sostenible, limpia.

Tailandia podría disponer del 35 % de su electricidad procedente de fuentes renovables para el 2020, aunque el consumo eléctrico se duplicase

Galería de Imágenes: