Congreso mundial de la Energía en Buenos Aires: Greenpeace exige a corporaciones energéticas a que adopten medidas frente al cambio climático.

Noticia - 21 octubre, 2001

Reclamo a Favor de las Energías Limpias

Greenpeace envió hoy un mensaje a las autoridades del 18º Congreso Mundial de la Energía, que reúne empresarios y funcionarios de gobiernos de todo el mundo, en reclamo de una adecuación de la actividad energética que tenga en cuenta la grave amenaza que significa el calentamiento global.

La actividad energética es la principal responsable del calentamiento global, la quema de combustibles fósiles es el origen de la destrucción del clima que ya está ocasionando una tendencia creciente en desastres vinculados al clima, como es el caso de las ya permanentes inundaciones en la Pampa Húmeda en la Argentina”, señaló Juan Carlos Villalonga, encargado de asuntos energéticos de Greenpeace Argentina.

En su mensaje, la organización ambientalista advierte que los países en desarrollo son los más vulnerables al cambio climático. La falta de capacidad de adaptación, escasa infraestructura y ausencia de recursos para mitigar los impactos, incrementan los efectos devastadores del cambio climático en el mundo en desarrollo.

Argentina hoy está sufriendo una tasa de precipitaciones crecientes en distintas áreas de su territorio. Esto está generando una situación de inundaciones permanentes en áreas agrícolas de enorme productividad en la región centro del país. Las pérdidas económicas y la crisis social que acompañan esa situación nos muestran lo que se pone en riesgo con el cambio climático. Estos impactos se multiplicarán y agravarán en los próximos años.

Los gobiernos deben acelerar el proceso de puesta en vigencia de los acuerdos internacionales para enfrentar el cambio climático, como es el caso del protocolo de Kioto”, señaló Villalonga. “Pero –agregó– el sector empresarial tiene la responsabilida de respaldar esas negociaciones y actuar decididamente en el cambio hacia fuentes de energías limpias y tecnologías más eficientes”.

En Argentina, Greenpeace está desarrollando una fuerte campaña para que la compañía Shell comience a invertir en el desarrollo eólico de la región. La organización le ha presentado proyectos de inversión a esa compañía y está canalizando miles de mensajes de argentinos que reclaman a la compañía petrolera un cambio en sus inversiones.

La energía eólica es ya una tecnología que permite producir energía competitiva y a gran escala, Argentina es un sitio en donde la energía eólica podría ser una actividad relevante en el futuro inmediato, indicó Villalonga. Greenpeace ha propuesto desarrollar la energía eólica para alcanzar para el año 2010 una potencia de 3000 MW, algoa así como el 7% del consumo eléctrico nacional.