Cuenca Matanza-Riachuelo: Análisis revelan contaminación en pozos de agua para consumo humano

Agregar un comentario
Noticia - 20 mayo, 2009
Greenpeace publicó este miércoles un informe que expone la contaminación en las napas de agua en la Cuenca Matanza Riachuelo y que revela que el agua de pozo que consume la población asentada sobre la cuenca Matanza-Riachuelo no es, mayoritariamente, apta para consumo humano

Activistas de Greenpeace simularon una entrega de agua de napas contaminadas embotellada denominada “Aguas del Riachuelo” a las autoridades de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, cuyo titular, Homero Bibiloni es quien ejerce la Autoridad de Cuenca (ACUMAR), el organismo que debe llevar adelante un plan de saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo.

A través de un estudio realizado en diferentes partidos de la cuenca tomando muestras de agua de canillas y bombas de donde la población se abastece se puede ver que mayoritariamente las muestras no son aptas para el consumo humano.

Al mismo tiempo que se hicieron públicos estos resultados, activistas de Greenpeace simularon una entrega de agua embotellada denominada "Aguas del Riachuelo" a las autoridades de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, cuyo titular, Homero Bibiloni es quien ejerce la Autoridad de Cuenca (ACUMAR), el organismo que debe llevar adelante un plan de saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo.

"Se trata de muestras de agua de consumo cuyos análisis microbiológicos indican que no es agua apta para el consumo humano acorde a los valores guía del Código Alimentario Argentino", explicó Juan Carlos Villalonga, director de Campañas de Greenpeace Argentina. "Esto es una demostración más de que la catastrófica situación ambiental y social que se vive en la Cuenca, no se trata sólo de las aguas contaminadas de Riachuelo, es una Cuenca contaminada que está dañando la salud de la gente".

La Cuenca Matanza-Riachuelo cubre un área de más de 2.000 km2 en la que habitan unos 5 millones de habitantes. "Cuando señalamos la necesidad del saneamiento y recomposición ambiental y social de esta Cuenca hablamos de una región con múltiples problemas de contaminación, un área de sacrificio ambiental debido al tipo de industrias allí radicadas y de injusticia ambiental debido a la postergación que sufren sus habitantes", agregó Villalonga.

La propia sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo por la causa Riachuelo tiene como objetivos: la mejora de la calidad de vida de los pobladores y la recomposición del ambiente. La ACUMAR es la autoridad que debe cumplir con la sentencia de la Corte Suprema de Justicia.

Greenpeace señala que "la ACUMAR no ha dado cumplimiento a la obligación establecida en el fallo de la Corte Suprema de Justicia, de informar y establecer el cronograma detallado de obras destinadas a la provisión de agua potable a los núcleos poblacionales de la Cuenca, que hoy carecen de este servicio". En este punto debemos recordar que el 35% de la población que habita en la Cuenca carece de acceso a agua potable.

El muestreo realizado por Greenpeace se realizó de aguas provenientes de pozos que son fuente de agua de consumo y uso por parte de una importante cantidad de población de la Cuenca (1). En esta oportunidad, los análisis se centraron en la calidad microbiológica del agua tomada de canillas y bombas utilizadas por los vecinos. Los resultados muestran la presencia de indicadores de contaminación fecal, básicamente por infiltración de líquidos de pozos negros.

Estos indicadores son bacterias que señalan la posible presencia de patógenos tales como virus, bacterias y parásitos. Se utilizan estos indicadores porque se encuentran en mayor cantidad que los patógenos y son fácilmente detectables en el laboratorio. Los análisis muestran que de 12 muestras tomadas en diferentes zonas de la cuenca media,10 de ellas no son aptas para el consumo humano acorde a los valores permitidos por el Código Alimentario Argentino.

"La presencia de esta contaminación representa un grave riesgo sanitario para quienes utilizan esta agua", explicó Villalonga. Entre sus potenciales enfermedades asociadas se encuentran: diarreas y gastroenteritis con distintas causas y grados de severidad, cólera, hepatitis, giarditis, poliomielitis.

Greenpeace enfatizó la necesidad de establecer un plan de saneamiento que contenga como meta alcanzar el año 2020 con cero vertidos, descargas, emisiones y pérdidas de sustancias peligrosas al Riachuelo, cero descarga de líquidos cloacales en la cuenca y el 100% de agua potable y cloacas para todos los habitantes de la cuenca.

  • Descargá el informe "Napas contaminadas de la Cuenca Matanza-Riachuelo", hacé click aquí.

Nota

1) Uno de los pozos analizados cuyos resultados indican que el agua es apta para consumo, es un pozo de 60 metros de profundidad, es decir, que estaría tomando agua del acuífero Puelche.

Galería de Imágenes:

No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Para publicar un comentario es necesario estar registrado.