Fellner detiene provisoriamente proyecto de desmonte de Ledesma.

Noticia - 27 junio, 2003
Luego de una campaña que incluyó coloridas protestas y miles de mensajes del público, el gobierno jujeño encabezado por Eduardo Fellner llamó a las partes a una mesa de concertación para encontrar una solución.

Luego de una intensa campaña nacional de Greenpeace, el gobierno jujeño resolvió detener provisoriamente el pedido de la empresa Ledesma para desmontar 1400 hectáreas de una zona crítica en la selva de las Yungas, en esa provincia.

Así lo informó la Gobernación Provincial en una invitación cursada a Greenpeace, una de las instituciones convocadas para este martes a las 16.00, en el Salón de Reuniones del Ministerio de Producción, Infraestructura y Medio Ambiente, sito en la avenida Santibáñez y la calle José Hernández  de San Salvador de Jujuy.

La organización ambientalista comunicó que asistirá a la mesa de concertación, advirtiendo que “de ningún modo esa mesa de concertación exime de responsabilidades al gobierno jujeño o a la empresa Ledesma. Aspiramos a un diálogo genuino y transparente y no nos prestaremos a ninguna clase de manipulación”, anunció Emiliano Ezcurra, coordinador de la campaña de biodiversidad de Greenpeace Argentina.

“Esto no es una victoria. Es apenas un avance”, agregó el dirigente ambientalista.

Las negociaciones con la empresa Ledesma comenzaron a principios de este año, pero en mayo pasado el gobierno de Eduardo Fellner estuvo a punto de autorizar un desmonte equivalente a más de 2520 canchas de fútbol en la selva pedemontana de las Yungas, una zona única al borde de la extinción. Greenpeace, organizaciones no gubernamentales y entidades gremiales jujeñas vienen protestando contra este proyecto, al que consideran un crimen ambiental.

Greenpeace viene advirtiendo que en 2008 los desmontes extinguirán la Selva Pedemontana de las Yungas, en Salta y Jujuy. La acción de "pelar" la selva (arrasar, quemar y sobre la tierra desnuda colocar un extenso monocultivo) está dándole una estocada mortal a las Yungas.

La Selva de Yungas es el ambiente de mayor diversidad de la Argentina solo igualado por la selva Misionera. En tan solo el 2 por ciento del territorio nacional las Yungas contienen el 50 por ciento de toda la diversidad biológica del país.

En marzo pasado, más de 500 expertos nacionales e internacionales reunidos en el Primer Congreso Nacional de Áreas Protegidas solicitaron “en forma urgente” a los gobernadores de Salta y Jujuy, y a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación detener “por un período de dos años toda actividad de transformación (desmonte) a tierra agrícola de la Selva Pedemontana de las Yungas, debido al carácter irreversible del impacto que provoca esta transformación, que a la tasa actual indica una alta probabilidad de extinción de este ambiente”.