Finalmente no se aprobó el proyecto de Ley Transgénico

Noticia - 19 diciembre, 2001
Finalmente no se aprobó el proyecto de Ley Transgénico

Logramos generar un intenso debate en el interior de la Cámara de Diputados de la Nación y junto con la participación de personas y entidades preocupadas por nuestros recursos genéticos y nuestra alimentación, pusimos en evidencia ante muchos diputados firmantes y no firmantes del proyecto de ley del diputado nacional Alberto Briozzo, que el mismo debía ser descartado.

Así, la Comisión de Ciencia y Tecnología, de donde es originario este proyecto, organizó una serie de reuniones para intentar lograr la participación de quienes no habían sido incluidos en el momento correspondiente. El diputado Alberto Brioso afirmaba, luego de que organismos gubernamentales estatales y expertos de las universidades presentaran una importante cantidad de críticas y observaciones sobre el proyecto: “Nos queremos dar todo el tiempo necesario”.

Hacia las últimas sesiones de la cámara de diputados, estábamos muy seguros de que el proyecto sería retirado del temario a tratar en el recinto ante la obviedad y contundencia de todo lo planteado sobre su texto.

Pero nos equivocamos, el Diputado Alberto Briozzo no reparó en las críticas, a pesar de que provenían, además de otros diputados y entidades ecologistas, de empresas, miembros del Poder Ejecutivo, expertos y científicos, que expresaban importantes recomendaciones de cambios y profundas disidencias.

A último momento y en forma prepotente, el diputado había logrado incluir su proyecto en el temario a tratar en la sesión del pasado 28 de noviembre.

Esta situación forzó de nuestra parte una reacción rápida por detener su llegada al recinto, y tuvimos que alertar a diputado por diputado sobre el increíble e inminente tratamiento del proyecto. Pudimos reunir voluntades en contra del tratamiento de la iniciativa transgénico, y lo logramos. El proyecto no se presentó a discusión a pesar de figurar en el temario.

Agradecemos a todos los diputados y asesores que escucharon con apertura y atención nuestro planteo y argumentos. Y agradecemos a todos quienes participaron de este proceso que comenzó en octubre de este año. A pesar de los importantes intereses que impulsaron el proyecto, pudimos ser más fuertes.