Gieco, Perez Esquivel y Greenpeace reclaman a Kirchner que frene desmonte en Salta

Noticia - 15 febrero, 2005
Greenpeace denunció que un empresario solicitó autorización para iniciar el desmonte de los lotes de una reserva provincial salteña donde viven comunidades aborígenes y campesinos, que serían desalojados.

Gieco, Perez Esquivel y Greenpeace reclaman a Kirchner que frene desmonte en Salta

Greenpeace, el cantante Leon Gieco y el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel reclamaron este martes al Gobierno Nacional que interceda para evitar el desmonte de la reserva natural salteña de General Pizarro y evitar la pérdida del ecosistema y del hábitat de comunidades wichíes.

A través de una solicitada publicada hoy en un matutino porteño, Pérez Esquivel, Gieco y Greenpeace solicitaron a la población que se comunique con el presidente Néstor Kirchner para evitar que se inicie el desmonte de la reserva de Pizarro.

El empresario tucumano Manuel Alberto Courel está tramitando la autorización de desmonte por un total de 6.184 hectáreas en los lotes 32 y 33 que pertenecen a la reserva de Pizarro y que fue vendida por una inadmisible medida del gobierno de Juan Carlos Romero", declaró Juan Casavelos de la Campaña de Biodiversidad de Greenpeace. Greenpeace denunció también el hostigamiento al que está siendo sometida la comunidad aborigen Eben Ezer de Pizarro, por parte del gobierno de Salta que pretende desalojarlos para implantar cultivos en su territorio.

Allí tiene previsto desmontar y quemar todo el bosque para reemplazarlo por maíz, soja, poroto, cártago, y trigo", agregó Casavelos.

La Reserva de Pizarro fue desafectada como reserva natural y licitada por el gobierno provincial en junio del año pasado, desde aquel momento Greenpeace junto con otras organizaciones ecologistas y legisladores vienen reclamando la ayuda del gobierno nacional.

Hoy estamos en una situación sin retorno, o el gobierno de Néstor Kirchner hace algo para revertir esta situación y evitar que sean expulsados los wichis y desmontada esta valiosa reserva o nos resignamos a tener este sombrío antecedente en el cual un gobernador decide que una reserva que era de todos los salteños deje de serlo y termine con ella para siempre", agregó Noemí Cruz representante de Greenpeace en Salta.

En la solicitada publicada hoy, Greenpeace reclamó la intervención del gobierno nacional para salvar la Reserva: "existen cuatro demandas judiciales en reclamo de las tierras, tres de ellas han sido rechazadas por la justicia provincial adicta al gobernador. En la reserva viven más de 1000 campesinos y casi 100 wichis", agregó Casavelos.

De acuerdo con la organización ambientalista, el gobernador de Salta tiene especial interés en la venta de la reserva, por eso y a pesar de las demandas presentadas, el expediente ya tiene la aprobación de Asuntos Legales de la Secretaría de Medio Ambiente de Salta, "en cuestión de pocos días se puede iniciar el desmonte final", remarcó Cruz.