Greenpeace celebra decision rusa de avanzar en la ratificacion del Protocolo de Kyoto.

Noticia - 30 septiembre, 2004
A pocas semanas de realizarse en Buenos Aires una cumbre mundial sobre Cambio Climático (COP10), Greenpeace celebró la decisión del gobierno ruso de dar vía libre al Parlamento (Duma) para la ratificación del llamado Protocolo de Kyoto, que alcanzaría el porcentaje necesario para entrar en vigencia a escala mundial.

Globo Aerostático en el Glaciar Perito Moreno

Próceres "ahogados" le piden a Kirchner que se sume a la lucha contra el cambio climático

Greenpeace celebró la decisión del gobierno ruso de dar vía libre al Parlamento (Duma) para la ratificación del llamado Protocolo de Kyoto, un acuerdo marco para la reducción de la emisión de gases contaminantes.

 

La ratificación final del acuerdo dependerá ahora del Parlamento ruso que, de aprobarlo, convertirá al Protocolo en un instrumento legalmente vinculante y permitirá que el acuerdo tenga aplicación mundial, ya que con la  adhesión rusa se alcanzaría el porcentaje necesario para que el convenio entre en vigencia.

 

"Esperamos que con la decisión de Putin se vuelva a colocar al Protocolo de Kioto en el curso central de las  negociaciones en la COP10 (1), es decir, que la reducción de  emisiones por el mundo industrializado vuelva a ser la  prioridad", dijo Juan Carlos Villalonga, director de Campañas de Greenpeace Argentina.

 

Para la organización  ecologista existe un énfasis excesivo en las políticas de "adaptación al cambio climático" para la próxima reunión en Buenos Aires: "eso, lamentablemente, constituye una resignación frente a la negativa de los grandes emisores en aplicar políticas de mitigación. Esperamos esto se revierta en las próximas semanas con la decisión de Rusia", añadió Villalonga.

 

"Como la tierra es castigada por el incremento de tormentas, inundaciones y sequías, el presidente Putin ha marcado un punto de inflexión en la historia de la Humanidad. Ahora nosotros estamos al borde de asegurar el Protocolo de Kyoto. La administración Bush se está quedando afuera y el resto del mundo puede moverse y comenzar a enfrentar el cambio climático, el mayor desafío que la civilización ha enfrentado jamás”, dijo Villalonga.

 

Los Estados Unidos emiten un 25 por ciento de los gases responsables del Calentamiento global, aún así la administración Bush ha rechazado realizar esfuerzos para combatir el cambio climático global. De todos modos, para que los objetivos del Protocolo se puedan alcanzar es necesario contar con la participación de los Estados Unidos. El mayor productor de gases efecto invernadero es el dióxido de carbono, emitido por los combustibles fósiles y la combustión de gas.

 

“El Protocolo de Kyoto es un importante primer paso, pero aún tenemos un largo camino por delante. Para detener el cambio climático debemos replantear el uso del petróleo y del gas e invertir en fuentes de energía seguras y limpias como la eólica y la solar. Debemos también usar la energía en forma más eficiente”, concluyó Villalonga.

Unite a Greenpeace

Apoyá económicamente las campañas de Greenpeace