Greenpeace denuncia a Coca-Cola por violar los criterios ambientales. La multinacional patrocinadora de los eventos deportivos utilizará el potente gas de cambio climático HFC en sus sistemas de refrigeración.

Noticia - 1 junio, 2000

La organización ecologista Greenpeace ha comenzado hoy una campaña de protesta contra la poderosa multinacional Coca-Cola por no respetar los acuerdos medioambientales de las Olimpiadas de Sydney 2000 y refrigerar sus bebidas con gases HFC (hidrofluorocarburos), uno de los gases de efecto invernadero de mayor potencia jamás inventados.

Greenpeace, en colaboración con activistas de Internet-Adbuster, ha editado una página web para presionar a Coca-Cola a cambiar su política de refrigeración, y anima a todos los ciudadanos del planeta a colaborar en esta campaña: www.cokespotlight.org

Las Olimpíadas de Sydney recibieron el calificativo de los primeros Juegos Olímpicos Verdes después de que el Comité Olímpico Internacional (COI) aceptara un proyecto para la Villa Olímpica basado en los criterios medioambientales de Greenpeace. Coca-Cola, uno de los principales patrocinadores, tendrá en las instalaciones olímpicas unos 1.800 refrigeradores para sus bebidas. Sólo en 100 de ellos se respetarán los criterios medioambientales utilizando tecnología Greenfreeze, mientras que los 1.700 restantes se basaran en gases HFC.

"Coca-Cola ha tenido siete años para instalar refrigeradores no contaminantes en la Villa Olímpica; pero ha optado por continuar con un sistema de frío que incrementa el cambio climático. Es inaceptable que uno de los principales patrocinadores de las Olimpiadas haya decidido ignorar los criterios medioambientales en los que se basan estos Juegos", declaró Juan Carlso Villalonga , Coordinador de Energia de Greenepace Argentina. . Una tonelada de HFC tiene mayor poder de provocar el cambio climático que 3.300 toneladas de CO2. Por este motivo, en 1997, el Protocolo de Kioto sobre Cambio Climático de Naciones Unidas los incluyó en el listado de gases cuyas emisiones se decidió limitar.

Por el contrario, la tecnología Greenfreeze se basa en hidrocarburos naturales que ni contribuyen al cambio climático ni a la destrucción de la capa de ozono. Actualmente son millones los aparatos de refrigeración basados en esta tecnología que están en el mercado de manera competitiva. Las principales empresas de refrigeración ya producen electrodomésticos Greenfreeze que pueden ser encontrados en la mayoría de los países para su uso en frigoríficos, expendedores de bebidas, aire acondicionado, cámaras de refrigeración, etc.

Coca-Cola vende cada minuto más de 700.000 bebidas en todo el mundo y posee unos 14 millones de aparatos frigoríficos. Entre los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Sydney 2000, Coca-Cola prevé vender unos 11 millones de bebidas; por lo que tiene un enorme potencial para impulsar las tecnologías limpias en refrigeración.