Greenpeace destaca a la energía eólica como solución al Cambio Climático.

Noticia - 5 marzo, 2001
En tanto, en 14 ciudades del mundo, activistas de Greenpeace reclaman por energías limpias.

Reclamo a Favor de las Energías Limpias

La localidad de Pico Truncado, en la provincia de Santa Cruz, inaugura hoy su nueva instalación de generación de energía eólica con una potencia de 1,2 MW.

Greenpeace dio la bienvenida a esta nueva instalación eólica que hace subir la potencia instalada a nivel nacional a 14,2 MW. La localidad de Pico Truncado contará a partir de ahora con más del 50% de su electricidad proveniente de esta fuente de energía limpia. Para Greenpeace "se trata de un ejemplo que muestra que es posible producir una revolución energética reemplazando el uso de los combustibles fósiles y de la energía nuclear".

Greenpeace ha venido realizando una fuerte campaña para establecer en la Argentina un marco regulatorio que promueva la generación de electricidad por medio de generadores eólicos. "Ya hemos logrado que Argentina cuente con una legislación favorable para estas inversiones, las provincias de Chubut y Buenos Aires ya poseen también leyes en el mismo sentido" explicó Juan Carlos Villalonga, Coordinador de la Campaña de Energía de Greenpeace Argentina.

"Ahora debemos poner en marcha el enorme potencial que Argentina dispone con la energía eólica, Greenpeace ha identificado como un objetivo alcanzable llegar a unos 3000 MW de potencia eólica en el año 2010".

Greenpeace señaló hoy en Pico Truncado que esta nueva instalación es una señal positiva que alentará seguramente a nuevas inversiones y proyectos, sin embargo, también señaló que las nuevas regulaciones puestas recientemente en vigencia, necesitan de una firme decisión y apoyo por parte del Gobierno Nacional, no sólo para garantizar su plena aplicación sino también para impulsar la conexión eléctrica entre la Patagonia y el resto del país.

"Tenemos en la Patagonia un enorme potencial de energía limpia e inagotable, y no se puede utilizar porque no tenemos como transportarla a los centros de consumo, eso se solucionará con la conexión eléctrica hasta Pico Truncado", dijo Villalonga.

Los equipos instalados en Pico Truncado fueron fabricados en Brasil por una subsidiara de la empresa Enercon, una de las compañías más importantes en la producción de generadores eólicos. Ambos equipos generarán aproximadamente el 50 % del consumo de la localidad de Pico Truncado (12.000 habitantes).

En la Argentina existen unas9 instalaciones eólicas distribuidas en las Provincias de Santa Cruz, Chubut, Neuquén y Buenos Aires. La potencia total es de 14,2 MW y todas son propiedad de cooperativas eléctricas locales o municipios que prestan el servicio eléctrico local.

La energía eólica es uno de los modos más efectivos para enfrentar el dramático cambio climático producto por la incesante emisión de gases de efecto invernadero, generados principalmente por la quema de combustibles fósiles (gas, carbón y petróleo).

"En enero pasado, el IPCC (Panel Intergubernamental sobre cambio Climático), publicó un nuevo informe sobre los aspectos científicos del cambio climático mostrando que las actividades humanas ya estaban produciendo el calentamiento del planeta. En Febrero, el mismo IPCC informó que estamos produciendo daños inmensos, incluyendo la pérdida masivas de especies y amenazas a la vida, la salud y el desarrollo humano, principalmente en los países más pobres.

Ahora, este fin de semana, el IPCC ha publicado un nuevo informe en donde señala que es posible reducir esos daños si se adoptan las decisiones correctas en promover las tecnologías energéticas limpias", explicó Greenpeace.

GREENPEACE, CON UN MENSAJE DESDE VARIAS CAPITALES: ENERGÍA LIMPIA YA

Buenos Aires y otras capitales del planeta.- Greenpeace exigió a distintos gobiernos del mundo que insista en energías renovables para proteger el clima del planeta. Activistas de 14 nacionalidades diferentes levantaron carteles con letras que juntas decían en inglés: Energía limpia ya (clean energy now).

El mensaje fue realizado por activistas de Greenpeace en Filipinas (Manila), Tailandia (Bangkok), Japón (Tokio), Alemania (Berlín), Noruega (Oslo), Grecia (Atenas), Luxemburgo (Ciudad de Luxemburgo), Suecia (Estocolmo), Italia (Roma), China (Hong Kong), India (Madras), Turquía (Estambul), Argentina (Buenos Aires) y Rusia (Moscú).

Nuestra imagen es simple y urgete: hay que abandonar el petróleo e invertir en energías renovables como la solar o la eólica. De lo contrario no conseguiremos interrumpir el calentamiento del planeta y el cambio climático global, afirma Greenpeace en su protesta fotográfica global, difundida en el sitio web internacional de la organización.