Greenpeace documenta brutal caza de ballenas en el mar antártico

Noticia - 16 diciembre, 2001

El barco ballenero japonés Yushin Maru subiendo a bordo un rorcual aliblanco

Activistas de Greenpeace se interpusieron a un arponero y al barco factoría Nisshin Maru en la Antártida, para impedir el traspaso de una ballena recién arponeada y documentar esta matanza ilegal. Los balleneros respondieron con cañones de agua a alta presión, con los que apuntaban a los conductores de las lanchas inflables intentando empujarlos fuera de las mismas. Más tarde, el helicóptero de la organización ambientalista, "Tweety", por primera vez en más de una década, tomó imágenes que documentan una ballena siendo arponeada.

"Pudimos observar cómo el arponero persiguió a la ballena por más de 40 minutos, disparando su arpón y fallando más de cinco veces. Lamentablemente acertaron con el sexto arpón", cuenta Phil Robinson, activista piloto del helicóptero. Al mismo tiempo, dos lanchas de Greenpeace impedían que un arponero continuase su caza, evitando que traspase la ballena capturada al barco factoría. Los balleneros respondieron con cañones de agua a alta presión dirigidos a uno de los conductores de las dos lanchas, el argentino Waldemar Wichmann, intentando impedir su visión. Por otra parte, minaron la estela de sus barcos con maderas y cuerdas, las que ponían en riesgo a los ambientalistas que estaban en las lanchas, ya que se podían enredar en sus hélices.

"El barco de Greenpeace continuará en la zona hasta que el Gobierno de Japón haga regresar a su flota ballenera a puerto. De ser necesario, permaneceremos durante la Navidad y el Año Nuevo impidiendo que se siga saqueando el mar", manifestó Milko Schvartzman, coordinador de la campaña de ballenas de Greenpeace Argentina. El Gobierno de Japón esta intensificando sus esfuerzos para lograr una mayoría dentro de la CBI, en búsqueda de una reapertura de la caza comercial de ballenas a gran escala. Japón ha admitido que brinda ayuda económica a países en desarrollo para obtener su voto favorable en la CBI (1). El Primer Ministro de uno de estos países (Antigua y Barbuda) admitió "venderle" el voto de su país a Japón. (2). La coordinadora de campaña Yuko Hirono (de Japón), luego de bajar del bote inflable, manifestó "No hay nada de científico en esta cacería. Una vez en mar abierto ellos tratan de capturar la primera ballena que se cruza por delante. Esto es puramente cacería por (fines económicos)".

(1) En una entrevista en la cadena televisiva australiana ABC en julio de 2001, un oficial japonés, el Sr. Komatsu, describió a las ballenas minke como las "cucarachas del mar" y admitió que Japón veía las ayudas al desarrollo como una "gran herramienta" para asegurar que los países en vías de desarrollo voten a favor de la caza de ballenas en la Comisión Ballenera Internacional.

(2) Agencia de Noticias Caribeña CANA. 16 de julio de 2001. Artículo: "El apoyo de Antigua y Barbuda a la caza de ballenas ligado a las ayudas japonesas".

(3) El MV Arctic Sunrise interceptó a los balleneros en latitud 63° S, longitud 52° E después de seguirlo unas once millas a través de la capa de hielo.

(4) Los miembros de la tripulación que se encontraban en los botes inflables fueron Waldemar Wichmann (Argentina); Yuko Hirono (Japón); Vincent Custers (Holanda); Mehdi Moujbani (Túnez); Clive Strauss (Canadá); Duygo Gungor (Turquía); Jesse Reid (Canadá); Marieke Benjamin (Holanda); Olivier Deveaux (Francia); Nathalie Renard (Francia); Jo Hender (Reino Unido); Mikey Rosato (Australia) y Eva Amira (Grecia).

Temas