Greenpeace: "El diario salteño El Tribuno miente"

La verdad sobre el Proyecto Yaguareté

Agregar un comentario
Noticia - 5 agosto, 2009
Greenpeace responde a las acusaciones falsas publicadas en las últimas semanas por el diario salteño El Tribuno. Según el matutino, la organización habría puesto un collar satelital a un ternero en lugar de un jaguar, en el marco de una investigación para documentar el comportamiento de estos felinos.

La nota de El Tribuno con calumnias sobre Greenpeace surge luego de la sanción del decreto que define que el mapa de Ordenamiento Territorial de Bosque Nativos de Salta protegerá el 80% de los bosques de la provincia, decisión rechazada por entidades de productores agropecuarios que demandaron públicamente su modificación y más de cinco millones de hectáreas para desmonte. Greenpeace seguirá defendiendo los bosques.

A comienzos del 2.000, Greenpeace decidió financiar en Salta el Proyecto Yaguareté, a cargo del especialista en grandes felinos Dr. Pablo Perovic, una eminencia de reconocida trayectoria. El objetivo del proyecto era el estudio de los jaguares mediante la utilización de transmisores satelitales.

El proyecto de investigación involucró varios meses de trabajo de campo en la Selva de Yungas, donde la actividad principal fue durante mucho tiempo lograr la captura de un jaguar, adormecerlo y así poder colocarle un collar para su rastreo satelital.

Para la realización de esta compleja actividad se contrató a un baqueano, Pablo Corro, que había matado a más de 17 jaguares en la zona, y dejó de hacerlo para incorporarse al proyecto.

Primero se colocó un collar satelital a un ternero a los efectos de probar el transmisor, y luego fue efectivamente colocado a un ejemplar de yaguareté hembra adulto, cuyo seguimiento fue documentado, siguiendo el método científico de rigor. El baqueano cuenta en el siguiente video cómo le colocó el collar al yaguareté:

 

En un nuevo video que filmó para el matutino, Corro muestra un collar de prueba que el Dr. Perovic le confió en caso de emergencia o rotura del collar que tiene en su cuello el jaguar capturado. Si bien afirma que ese collar era el que, según su nuevo testimonio, habría colocado al ternero, la frecuencia del collar que muestra no se corresponde con la frecuencia del collar que emite las señales.

El Dr. Perovic tomó muestras de sangre y pelo del yaguareté al capturarlo. Asimismo, los puntos desde los cuales el collar emitió las señales indicaron un polígono de 180 Km2, una extensión imposible de cubrir para un ternero en esa zona.

Greenpeace culminó su participación en el proyecto en abril de 2003 y se desvinculó del baqueano. La iniciativa continuó, pero con otros donantes.

Es falso que se le adeude dinero al Sr. Pablo Corro, quien percibió todas las sumas acordadas según recibos que están en nuestro poder. Contrariamente a lo que se afirma en las notas, el Sr. Corro jamás formuló denuncia o demanda de tipo laboral o de cualquier otra especie contra Greenpeace.

La nota de El Tribuno, llena de calumnias y mentiras, surge luego de la sanción del decreto que define el mapa de Ordenamiento Territorial de Bosque Nativos de Salta. Esta zonificación, que protege el ochenta por ciento de los bosques de la provincia, fue rechazada por entidades de productores agropecuarios que demandaron públicamente su modificación y más de cinco millones de hectáreas para el desmonte.

Desde Greenpeace respondimos a estas exigencias con una solicitada en la que señalamos que "los productores parecen olvidar que se trata de una ley de protección de bosques y no de impulso a los desmontes, y por lo tanto procura el desarrollo con bosques, no sin ellos" y destacamos "el desprecio que algunos miembros de ese sector tienen con otras formas de producción, como el manejo forestal responsable, la agricultura familiar, la ganadería de monte, o la caza, recolección y pesca que realizan las comunidades indígenas".

Evidentemente, la idea de una organización independiente cuyos intereses son únicamente la defensa del medio ambiente es incomprensible para un diario que, claramente, representa a intereses sectoriales por sobre el interés colectivo y que sólo refleja editorialmente las opiniones de los sectores que representa.

Las mentiras y calumnias de este matutino no van a detenernos en nuestra lucha por defender el planeta.

Temas
No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Para publicar un comentario es necesario estar registrado.